Llanes cedió en Córdoba, pero con buen balance tras volver al ruedo

El tenista sanducero Francisco Llanes quedó eliminado del Futures PRO que se disputa en Córdoba, al caer en su segunda presentación en la fase de clasificación.
Llanes perdió ante el argentino Lorenzo Rodríguez por 6-3 y 7-6, despidiéndose de la posibilidad de avanzar a un tercer juego en el que tendría como premio el pasaje al cuadro principal.
El sanducero venía de vencer a Nicolás Bianchi, también argentino, en su primer partido en Córdoba, luego de lo que fuera una muy buena presentación en Villa María, donde luego de un año alejado de las canchas pudo volver al ruedo con buen nivel.
En Villa María, “Toto” jugó cinco partidos, entre los tres de la qualy y los dos en los que estuvo dentro del cuadro principal. Llanes quedó eliminado en octavos, pero por su participación sumó su primer punto en el ranking ATP.
El balance, más allá de lo que fuera la caída de la víspera, fue más que positivo a la hora de pasar raya tras esta nueva incursión en las canchas.
“Sin reproches”, dijo el sanducero tras el partido en contacto con EL TELEGRAFO.
“Físicamente estaba seis puntos de 10, pero no me excuso en eso porque mentalmente estaba en un 120 por ciento”, remarcó tras la eliminación.
Llanes reconoció que “jugué uno de los mejores partidos de estas últimas dos semanas, cansado y todo”, pero reconoció que “ el rival fue impresionante, alto, con un saque espectacular y me hizo correr mucho”.
El tenista sanducero confió que “la peleé hasta lo último, con la intención de mantenerme a ese nivel que era lo máximo que podía dar por el físico, porque sentía que en algún momento el rival tenía que bajar la intensidad, pero no fue así. Jugó muy bien”.
Más allá de la despedida, haber vuelto con siete partidos en dos semanas después de un año de inactividad en cuanto a partidos oficiales, fue tocar el cielo con las manos.
“El balance es muy bueno, porque no había estado siquiera adentro de estos torneos, y todo fue muy raro. Pude confirmar todo en los últimos días, gané cuatro partidos que me dieron ese punto importante, y ahora tengo siete partidos arriba en la última semana, algo que hacía mucho no me pasaba”, reflexionó.
Por eso se mostró “contento, pero no satisfecho porque hay que mejorar algunas cosas”.
Pero la realidad es que “lo que pasó es una señal de que a este nivel puedo jugar y que estoy para algo más con la edad que tengo (18). Ya estoy a este nivel y con un camino largo para mejorar día a día”, lo que es todo un incentivo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*