Acampaban en campo privado, donde cazaban para vender en Tacuarembó

La Justicia dispuso medidas limitativas para dos hombres de 62 y 52 años y una mujer de 52 al comprobarse que realizaban caza furtiva de diferentes especies –estando acampados en un establecimiento privado– que luego comercializaban en el departamento de Tacuarembó.

De acuerdo a lo informado por Jefatura, el pasado 31 de agosto un productor de la zona de costas del río Daymán dio aviso a la Policía que en su campo, de montes naturales, había personas acampadas sin permiso. Luego de una hora de rastrillaje y despliegue con un dron, personal de la Comisaría Octava –con apoyo de la Novena– visualizó a dos hombres y una mujer a quienes se les identificó, constatándose además que tenían armado un campamento precario consistente en dos carpas hechas en adobe, madera y nailon. Tenían a simple vista diferentes cortes de carne de carpincho y arneses de caza, cuchillos, unos 20 lazos de maromas, dos perros y un fogón precario.

En tanto, fueron encontrados diferentes caminos desde el campamento hacia el campo natural así como también se registró carne de carpincho en proceso de secado y unos 10 kilos procesados en charque, todo lo cual fue informado a Fiscalía y áreas del Ministerio de Ambiente. En el local policial se supo que estas personas estarían viviendo en forma permanente, dedicándose a la caza furtiva y utilizando lazos de maromas y trampas en diversos lugares en el monte, cazando carpinchos, mulitas, ñandúes y ciervos, que comercializaban en la ciudad de Tacuarembó, además de haber talado árboles autóctonos como coronilla y guayabo.
Indagado el menor de los hombres, dijo que hacía poco tiempo se encontraba en el lugar, viajando a la ciudad de Tacuarembó en ómnibus de línea una vez al mes llevando carpinchos para ser comercializado a razón de 200 pesos el kilo; así como agregó que en otra ocasión había sido desalojado por la policía del lugar y notificado de la prohibición de entrar a esos campos. El otro, por su parte, dijo que llevaba poco tiempo allí y que para la caza usaban una chumbera modificada para proyectiles calibre .22.

Elevados los antecedentes a la órbita penal se dispuso imponerles medidas limitativas a todos, con domicilio en Tacuarembó, consistentes en la prohibición de concurrir, ingresar y/o permanecer en la zona del establecimiento rural del hecho y establecimientos circundantes por el plazo de 6 meses, entra otras.