Alumnos del liceo de Tambores viajaron en avión de la Fuerza Aérea a la Expo Uruguay Sostenible

Los estudiantes llevan a cabo el proyecto “3R Tambores”, que se basa en el reciclaje y la reutilización de materiales orgánicos e inorgánicos.

Un grupo de 27 alumnos del liceo Juan Dalto, de Villa Tambores, vivió una inédita experiencia al viajar en avión desde la ciudad de Tacuarembó, a conocer la Expo Uruguay Sostenible, que por esos días se desarrollaba en el Antel Arena, en Montevideo. El viaje fue posible gracias a las gestiones de la dirección del centro con la Fuerza Aérea Uruguaya, que puso a disposición la aeronave Embraer C-120 “Brasilia”, perteneciente al Escuadrón Aéreo Nº 3, de Transporte. Para los jóvenes, de 7º grado y de 1º de Bachillerato, fue la primera experiencia de vuelo. De igual forma lo fue para algunos de los profesores y funcionarios que participaron, porque también se invitó hasta al chofer que cada día hace el traslado de un grupo de alumnos de Piedra Sola, Horacio.

Yanet Rodríguez es profesora de biología del Liceo de Villa Tambores y quien trabaja con ambos grupos en un proyecto que desarrollan denominado “3Rtambores”, que tiene por objetivo poner en práctica en el ámbito liceal las 3 “R” de “reducir, reutilizar y reciclar”. “Son dos proyectos que trabajan, uno con la materia inorgánica y otro con la orgánica; se lleva a cabo de forma anual, porque se va a realizar para el Club de Ciencias. Entonces surgió esto de la Expo Uruguay Sostenible y de la concurrencia, que fue enriquecedor para los chiquilines, para ese proyecto que van a llevar a cabo”, dijo a EL TELEGRAFO la docente.

EL VIAJE

El vuelo partió a las 8:30 desde el Aeropuerto de Tacuarembó. La Intendencia de Tacuarembó puso el micro que los llevó desde Tambores. “Nuestra directora, Claudia Vaz, realizó la gestión. Pudo comunicarse con la Fuerza Aérea y nos habilitaron el avión para que los estudiantes puedan concurrir y tener una experiencia que fue muy buena, porque para ellos fue la primera vez que viajaban en avión”, expresó la docente.

El vuelo hasta Montevideo duró unos 45 minutos, lo mismo que después demoraron en llegar desde el aeropuerto al Antel Arena. “Para ellos fue todo nuevo: conocer Montevideo, conocer el Antel Arena, después fueron a almorzar al McDonald’s, hicieron un recorrido mínimo por la ciudad, porque el avión tenía que despegar entre las 16 y 16:30. Cuatro estudiantes viajaron en ómnibus, fueron con la directora, con la adscripta, y esos cuatro después regresaban en avión, se intercalaron”, explicó. Para los alumnos fue una oportunidad única, “estaban muy contentos, entusiasmados. No habían vivido esa experiencia, estaban muy ansiosos, me decían que no habían dormido”.

PROYECTOS

La razón por la que estos alumnos viajaron a la Expo Uruguay Sostenible es que ambos grupos están desarrollando un proyecto ecológico en el liceo, y no es algo aislado, porque es una política de la institución promover que sus estudiantes viajen.

“En el caso de 7º año, llevan a cabo un proyecto de macetas a partir de botellas. No es solamente hacer las macetas, sino que las macetas tienen una forma que es la de los seres vivos trabajados en la unidad curricular de Biología que plantea el programa el 7º año, donde cada uno de ellos tiene que representar un ser vivo de los diferentes ecosistemas del Uruguay”, dijo Rodríguez. “En el caso del 4º año, como los chiquilines pueden concurrir con termo y mate a la institución, con la yerba ellos plantearon hacer un proyecto, hacer macetas orgánicas, y como tenemos huertas también vamos a tener plantines, y a todo eso le damos un uso y queda todo dentro de la institución”, agregó.

La profesora estimó que cada semana “aproximadamente se juntará dos kilos, tres kilos, los chiquilines también lo hacen en la casa, piden ayuda a la comunidad que también los ayude en el tema de juntar botellas. También los profesores que tomamos mate ponemos la yerba en los baldes que pusieron”. En este propósito se trabaja también junto con la escuela, que está enfrente. “Ellos tienen comedor, los chiquilines concurren ahí también a comer y la materia orgánica que desechan la juntamos en baldes, porque lo otro que vamos a hacer es un compost para los plantines”. También se hace extensivo a toda la comunidad educativa, “involucrándola y fomentando el reciclaje”, agregó.

VIAJEROS

En este caso, afirma la docente, tuvo más repercusión porque viajaron en avión, pero, indicó Rodríguez, que “todos los años, desde el 7º a 6º año, que hay en la institución, cada grupo está realizando un viaje con un fin educativo. En este caso fueron conmigo, que soy docente de Biología, por este tema del reciclaje y demás; pero otros grupos también han viajado, por ejemplo, a Paysandú fue 9º al Noviazgos libres de violencia”. Los diferentes grupos realizan estos viajes con distintas asignaturas. “Es un viaje educativo, es una institución muy comprometida con la necesidad de los chiquilines. Hay todo un movimiento, un compañerismo, trabaja la comunidad, trabajamos los docentes que estamos allí. Ella (la directora) se mueve mucho por los estudiantes”, afirmó.