El puerto de Punta del Este opera a pleno

El lujoso Pink Gin en el puerto de Punta del Este. (Foto: Maximiliano de Barros)

La temporada de verano se encuentra en pleno desarrollo en el país, donde casas de alquiler, hoteles, campings y las playas muestran una gran afluencia de turistas, tanto locales como regionales. El puerto de Punta del Este no escapa a esa realidad y trabaja a pleno en este diciembre, y con buenas perspectivas para todos los meses estivales.
El jefe de la terminal portuaria de Punta del Este, Carlos Ferreira, comentó a EL TELEGRAFO que desde hace 20 días tienen en guardería el 100% de ocupación con lista de espera, en tanto, las amarras del puerto –entre ocupación y reservas– pasaron el 90% de usuarios. Por enero, tienen ya asegurado un movimiento a pleno; por febrero, todavía “hay que ver qué pasa”.
“Estamos casi sin lugar para embarcaciones de gran porte”, señaló Ferreira. Contó, a su vez, que como “gran atracción” se encuentra desde el pasado 11 de diciembre y hasta el 15 de enero, un velero de 57 metros de eslora, con bandera del Reino Unido, y botado este año en astilleros de Finlandia. “Prácticamente, está estrenando mares, pasó por Palma de Mallorca, Ibiza y vino para Punta del Este”. El bote está valuado en 100 millones de dólares. “Es impresionante, es digno de ver”, resaltó el jefe del puerto puntaesteño.

El Pink Gin, el velero liviano de un solo mástil más grande del mundo, amarrado en una marina del puerto de Punta del Este. Botado en 2017, vale más de 100 millones de dólares y tiene más de 50 metros de eslora. (Video: Valentina Galván)

Otra embarcación, más grande que ésta y que estuvo estos días por Punta del Este, no pudo amarrar dentro de la terminal portuaria por falta de espacio. Si bien hay un solo espacio en marina con la profundidad suficiente para amarrar embarcaciones de este porte, Ferreira indicó que, por el momento, no se prevé invertir para que ingresen más veleros de ese tamaño. En todo caso, existe la posibilidad de acudir al recientemente inaugurado muelle multipropósito de Piriápolis, “que es un poco más grande que el nuestro”.
Ferreira también hizo referencia a la temporada de cruceros, que comenzó el pasado 29 de octubre y finaliza el próximo 28 de abril. Dijo que se prevén 70 escalas –ya se realizaron 19–, las que superan notoriamente las 52 del año pasado; aunque aún por debajo del récord de 115 de 2012. “Iban a ser 83, porque este año surgió una nueva compañía que traía un crucero pequeño para 400 personas, para realizar minicruceros todo el año por Mar del Plata, Buenos Aires y Punta del Este, y acá se quedaba un día. Por diferentes motivos no llegó a América del Sur y nos cancelaron las escalas. Pero marcaron nuevas escalas con otro buque que comenzará a operar el 8 de febrero –lo hará todo el año– y con éstas llegamos a 70”.
INFRAESTRUCTURA
La Dirección Nacional de Hidrografía, a través del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, implementó este año algunas obras en el puerto de Punta del Este, como el mirador que se levantó en la explanada y donde abajo se confeccionaron nuevos servicios higiénicos, depósitos, vestuarios, talleres, “todos los trabajos que son necesarios realizar en el puerto y que al turista no le gusta observar”. “Fueron muy bien diseñados de forma que no lo veas, paseás encima de él (por el mirador)”, explicó Ferreira. También se hizo un nuevo cerco perimetral y además se repararon 90 metros de la estructura de la escollera “donde este año hubo un accidente”, entre otras tareas.

Un lujoso velero aún más grande que el Pink Gin, de dos mástiles, debió amarrar al borneo en la bahía debido a que existe una sola amarra dentro del puerto para embarcaciones de este porte. (Foto: Maximiliano De Barros)