Buscan arma con que hirieron a un hombre

Un hombre de 35 años permanece internado en CTI de Comepa al ser baleado por otros dos, hecho ocurrido en la mañana de la víspera en el barrio P-1, en la zona del Cementerio Central. La investigación que intenta dilucidar el detonante de este incidente está bajo la órbita de la fiscal Cecilia Irigoyen de Cuarto Turno, aunque trascendió que se debe a problemas entre familias vecinas.
Datos recabados en el lugar por EL TELEGRAFO, permitieron saber que próximo a las 10.30 se dio aviso al 911 de una persona caída en la esquina de una calle cortada, ubicada en las inmediaciones de Bruno Goyeneche y Colón. Al arribar personal del Área de Respuesta Policial notaron que la víctima presentaba heridas en el cuerpo, por lo que se tramitó una ambulancia. Examinado en forma primaria, se le diagnosticó “impacto de bala en tórax” por lo que fue trasladado hacia el Hospital Escuela del Litoral “Galán y Rocha”.
Tras ser ingresado se pudo establecer que las heridas eran dos: una en el tórax y otra correspondiente a un roce en una pierna. De inmediato se le realizó una tomografía de tórax, cuyas imágenes permitieron saber que el proyectil ingresó al pulmón derecho, y además produjo daños en el hígado y el riñón derecho, el cual debió ser extirpado. Su situación, según indicaron familiares a este medio, es aún grave.

ARMA EN EL ARROYO SACRA

Debido a la situación, la Policía dispuso un cerramiento del perímetro para recabar indicios de la escena, mientras otros móviles que estaban de patrullaje fueron advertidos de dos hombres a bordo de una motocicleta que –portando un arma de fuego– habían huido hacia el sur.
Pasadas las horas, dos hombres se presentaron en la Comisaría Tercera indicando ser “a quienes buscaban”, con intenciones de aclarar la situación. Se trata de dos personas con antecedentes penales, uno de los cuales pertenece a una familia conocida en el ambiente delictivo. Indicaron haber descartado el arma en el arroyo Sacra, precisamente a metros de la entrada del exzoológico por lo que la fiscal Irigoyen dispuso su búsqueda. En tanto los dos sospechosos quedaron detenidos.
Por su parte, sobre las 18.30 con colaboración de dos nadadores de la Prefectura se inició un rastrillaje en las aguas del arroyo, que hasta ahora no tuvo resultados positivos, por lo cual hoy continuarán con las tareas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*