“Lola” abandonó mirando hacia adelante

Luego de liderar la competencia tras las primeras dos jornadas, la velerista sanducera Dolores Moreira decidió no correr las últimas regatas del Campeonato Centro Sudamericano de Laser Radial que se cerró ayer en Perú, debido a una dolencia física que no le permitía alcanzar el mejor rendimiento.
“Vuelvo a Uruguay debido a una molestia que no me está dejando realizar las regatas de la manera que quiero. Ahora a recuperarse para ir por más”, escribió la sanducera en las redes sociales tras cerrar su participación en las aguas de Paracas.
Tras haber tenido una excelente actuación en las dos primeras jornadas, en las que se ubicó en la primera posición, “Lola” comenzó a ceder terreno producto de una dolencia física que, si bien no está confirmado, posiblemente se trate de un dolor de espalda.
Esto permitió a la argentina Lucía Falasca no solo acortar distancia en el segundo día de actividades, sino a la postre consagrarse campeona.
“Recibió en las últimas regatas diversas penalizaciones que la alejaron del podio, ubicándose ahora en el octavo lugar”, rezaba la información de los organizadores previo a la última jornada, que no contó con “Lola” en el agua.
La decisión de Moreira y su entrenador fue inteligente, teniendo en cuenta la importancia de lo que tiene por delante.
Ante la molestia persistente en la espalda, la olímpica sanducera decidió no arriesgar y apostar todo a una buena recuperación teniendo en cuenta que a mitad de año tendrá los dos desafíos más importantes de la temporada: en julio navegará en Tokio disputando el Mundial, que brindará pasajes para los Juegos Olímpicos, y días más tarde competirá en los Juegos Panamericanos de Perú, donde tendrá, en caso de no haber clasificado en Japón, otra chance para estar en los Juegos Olímpicos.