Coronavirus produjo incremento en la demanda de citrus en los mercados

Avanza la cosecha en Azucitrus, aguardando aumentar el ritmo a partir del próximo mes de mayo.

Sobre la situación que atraviesa el sector citrícola en la pandemia del COVID-19, el gerente general de Azucitrus, Carlos Fraschini señaló que “el año pasado desde que se inició la pandemia elaboramos un protocolo a nivel de la industria, que incluso fueron tomados de referencia para otras industrias”. De todas maneras, aclaró que el año pasado “fue muy tranquilo en cuanto a contagios en el departamento, y este año encaramos la temporada con una situación bastante complicada”.
En el sector citrícola “tenemos la particularidad de que la COVID-19 no ha afectado el negocio en sí. Al contrario, se ha visto aumentada la demanda por alimentos y sobre todo que tengan vitamina C, permitiéndose desarrollar todo el potencial para tener una buena temporada”.
Entiende que el efecto pandemia genera un riesgo importante en materia sanitaria, “ocasionando algunos problemas en la logística en toda la cadena, con trabas en la disponibilidad de equipos y transporte. En la interna se trabaja fuerte en la capacitación y solicitándole a todos los funcionarios que se vacunen y que cumplan con todas las medidas tanto en el trabajo como en sus casas”, dijo.
Manifestó que se le planteó a las autoridades, que “el citrícola es un rubro que involucra a mucha gente, y en la medida que sea posible, que se considere la posibilidad de vacunar a los trabajadores del sector, tanto los que están en el packing como en el campo en la recolección de la fruta”.

Cosecha

La cosecha para Azucitrus se inició en marzo con las mandarinas tempranas, “enfocadas en primera instancia al mercado local y hoy ya se están cosechando las variedades Clementina con destino a la exportación y que comenzaron a empacarse a principios de abril”, dijo Fraschini.
Indicó que el clima “ha sido razonable durante el verano y no tuvimos efecto fuerte de la sequía, con lluvias aceptables, aunque contamos con sistema de riego en las quintas de citrus, por lo que son buenas las expectativas por la calidad de fruta a obtenerse”. Remarcó que la zafra “la encaramos con los habituales desafíos y mucho optimismo”.
En tanto ya comenzó la zafra de cosecha, “el pico para Azucitrus será en mayo con la cosecha de limones y naranjas, trabajándose a plena capacidad durante junio, julio, agosto y setiembre, en tanto que octubre y noviembre a fin de la zafra con la cosecha de naranjas tardías, que se comercializan preferentemente en el mercado local”.
Actualmente se trabaja en Azucitrus con un 20% del personal que se termina contratando en el pico de actividad, en tanto que “a fines de mayo con la planta de packing trabajando a doble turno y la cosecha a full en todas las quintas, llegamos a tener en el entorno de 1.200 personas trabajando en esos meses, de los cuales entre 400 y 500 están en el packing”.

Exportación y mercado

Del total de la producción, “producimos con un foco netamente para exportación, empacándose normalmente entre 60 y 70 por ciento para mercados del exterior”. Fraschini acotó que “entre un 10 y 15 por ciento de la fruta se comercializa en el mercado local, y el excedente se comercializa en la fábrica de jugos”.
A nivel interno, la comercialización tiene dos destinos. Uno es en la Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM), a través de operadores, “ya que nosotros no tenemos puesto propio, sino que operamos con distintos mayoristas; en tanto el otro destino es la venta directa a los supermercados de Montevideo y el Interior, además de distribuidores locales en el departamento”.
Respecto al exterior, manifestó que “Uruguay históricamente ha exportado el 80% de su producción a Europa, y desde hace 5 años al mercado americano, creciendo año a año, siendo hoy Estados Unidos como país individual, el principal destino de las exportaciones, especialmente las mandarinas (el 80% de lo colocado el año pasado fue a ese mercado)”.
Precisó que el motivo es que “con Estados Unidos competimos de igual a igual con otros países, pagando los mismos niveles de aranceles que los competidores, en tanto en Europa hemos perdido posición en el mercado, porque tenemos una situación de competencia diferencial comparada con Chile y Sudáfrica que no pagan aranceles en ese mercado, y Uruguay en mandarinas paga por ejemplo, 16%”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*