Elemental pasó por el teatro Florencio Sánchez

Elemental y sus invitados, con el público de fondo.

Elemental, la banda nacida en Piedras Coloradas en 2003, volvió al teatro Florencio Sánchez para protagonizar una hermosa noche de rock. Haciendo honor a sus casi 20 años de historia, ofreció un show renovado, en el cual mostró la vigencia de su propuesta. Como expresó uno de sus integrantes, en el show “se nota claramente que somos un grupo de amigos que tiene una banda, y no músicos que se hicieron amigos después de formar la banda”. Sin embargo, es muy destacable el trabajo de producción que llevan adelante para ofrecer un espectáculo de calidad. En esta oportunidad, el montaje del show, la prueba y los ajustes se realizaron durante dos días, viernes y sábado.

El espacio que la banda ha sabido ganarse se hizo evidente al terminar el tercer tema, cuando, tras saludar, los músicos recibieron una cálida ovación.
Más que nunca, en ese momento fue evidente el afecto del público, que incluso va más allá de lo musical. Además de sus integrantes oficiales –Pablo Giosa (voz y guitarra), José Ignacio Rodríguez (guitarra); Jonatan Ledesma (bajo y voces), Pablo Dalmás (batería y voces), y Moisés Ruiz (sonido)–, en esta oportunidad contaron con la presencia de músicos invitados de distintas partes del país. Entre ellos, el Francisco Santos (guitarra) y el tecladista Eduardo Figueira, que durante todo el espectáculo participaron en distintas canciones, redondeando un show dinámico tanto en lo visual como en lo musical.
Otro invitado que se destacó fue Michael Clavijo, cantante oriundo de Piedras Coloradas, radicado actualmente en Canelones, quien es egresado del Conservatorio Nacional de Música, y además estudió en la Escuela Nacional de Arte Lírico del Sodre.

Ya en el inicio del show hizo disfrutar al público con un monólogo musical, que interpretó ingresando desde la platea, donde representó a un anciano con achaques de salud. También interpretó junto a la banda “Realidad”, el tema que da nombre al show, y protagonizó otro gran momento de la noche, cuando cantó a capella “O Sole mío”, la famosa canción napolitana.

Rock y mucho más

Como era de esperar, hubo mucho rock. Pero también otras músicas, cuando se hizo presente la comparsa Piedra Samba, de Piedras Coloradas, para tocar un tema con la banda, en una fusión musical más que entretenida. Sobre el final del show la comparsa ocupó el escenario, despertando una vez más la ovación del público, entre el cual claramente se hallaban muchos de sus seguidores. Sin duda, fue un emotivo gesto de Elemental el de invitar al escenario a la gente del pueblo que vio nacer a la banda, reafirmando además que la música es una sola y que va más allá de géneros e instrumentos. La última canción, “Ellos se ocultan”, dejó instalada una reflexión, al estar dedicada “a los niños a los que lamentablemente les tocan realidades muy jodidas y tienen que buscarse la vida en la calle”. Fue un show extenso, pero que, sin embargo, pareció hacerse corto, ya que tanto los artistas como el público lo disfrutaron con intensidad, Y fue, sin duda, uno de los mejores de la banda.