Directores departamentales evalúan medidas contra la sequía con autoridades del MGAP

Directores departamentales en Consejo Agropecuario Departamental ampliado en la sala “Lavalleja” de la Intendencia de Durazno.

El director departamental del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca, técnico agropecuario Carlos Oyanarte, asistió ayer a un Consejo Agropecuario Departamental Ampliado, en la sala “Lavalleja” de la Intendencia de Durazno, con la presencia virtual del ministro Fernando Mattos. En la jornada de hoy, en la misma ciudad, se realizará un encuentro nacional de directores, con la participación de autoridades ministeriales y de diversos organismos, a fin de evaluar los resultados de las medidas adoptadas para enfrentar la sequía prolongada y trasladar los planteos recibidos desde las gremiales y productores en los territorios. Por otro lado, mientras se extienda la emergencia agropecuaria, siguen abiertas las inscripciones al Fondo de Emergencia Agropecuaria.

Soluciones estructurales

Oyanarte, además, evaluó el encuentro con la vicepresidenta de la República, Beatriz Argimón, en Guichón, como auspicioso para continuar con las medidas. “La visita de la vicepresidenta fue un respaldo al trabajo de los directores, así como un compromiso a buscar soluciones estructurales y políticas de mayor sostenibilidad. Eso es importante recalcarlo, y quedó de manifiesto el interés de los productores de un mayor involucramiento en la batería de medidas”, dijo a EL TELEGRAFO.

En la Colonia Rubino, en Cuchilla del Fuego, “fue sorprendente la participación de los productores con algunos planteos que fueron tomados en cuenta por las autoridades nacionales y departamentales. Es, además, un hecho inédito que la vicepresidenta llegue a esta zona tan alejada, donde la situación es deprimente, con una sequía extrema en un suelo que no permite mucha cosa porque es basalto superficial y con índice Coneat muy bajo”. Consultado sobre la propuesta de instalar un hotel de terneros en la zona, señaló que “con los costos de hoy es muy difícil, especialmente por la baja del precio del ganado. Planteamos la idea de esos productores que podían acceder al beneficio del ministerio y, en parte, ayudar al menos con 50 dólares por unidad ganadera para tener un cincuenta por ciento del costo. Pero aparentemente las intenciones de muchos productores es hacerlo en sus propios establecimientos y, de la forma en que lo plantearon, no fue aceptado por la Dirección General de Desarrollo Rural”.

Oyanarte puntualizó que “se trata de hacer algo alternativo y la idea es que cada uno acceda a los créditos que otorga el MGAP o que se junte un grupo de productores, aprovechando una manga o un piquete”.

Fondo de emergencia

El Fondo de Emergencia Agropecuaria (FAE) “está disponible mientras se mantenga la emergencia agropecuaria. Las postulaciones continúan y a nivel nacional hay unos 3.000 productores inscriptos. En lo departamental están por encima de 100, que es el doble de los 51 anotados que teníamos en diciembre”, informó.

Con Mattos

En la sede de la UTEC de Durazno se efectuará hoy un encuentro nacional de directores departamentales, con autoridades ministeriales, el directorio del Banco República, UTE, entre otros organismos, “y allí concentraremos una batería de medidas para unificar criterios, tomar la información de cada territorio y mejorar la comunicación con los productores”, dijo Oyanarte.
En la reunión de ayer, “quedó demostrado que fueron acertados los beneficios que el MGAP otorgó a través de los fondos FAE y convenios con las intendencias. Creemos que el instrumentó sirvió, pero hay que pulir algunos aspectos”.

Ejemplificó que “recibimos planteos de pastoreantes en campos forestales que no pueden acceder al mismo crédito que otros, pero sí al del ministerio que no pide RUT. Son monotributistas con cien animales y una categorización especial que queremos corregir, a través de un planteo realizado por el senador Sebastián da Silva, que preside la Comisión de Ganadería de la cámara alta”.
En estas situaciones, “generalmente son asistidos por financieras en un año normal. Sin embargo, es muy difícil que puedan acceder a créditos blandos. Y si son colonos, obtienen otras ayudas de Colonización”.

Aclaró que los créditos obtenidos “son para soluciones del momento. Con la sequía sabemos los costos para mantener una vaca de primera o segunda cría que están con un anestro prolongado. Sacarla de allí cuesta mucho dinero y hay que usar bloques proteicos o salen minerales e instalar verdeos con las primeras lluvias”.
Oyanarte consignó que “el campo natural hoy está sobre pastoreado y con estas inclemencias insto a los productores que puedan hacer aunque sea 2 o 3 hectáreas de ray grass cuando lleguen las lluvias y enfardar para guardar para el invierno. Es la salida más próxima para llegar a un estado sanitario aceptable y poder tener una preñez”.

¡Comenta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*