Aguardan decisión de la justicia por horno de Envidrio adquirido por estatal venezolana

Luego de cinco años de su cierre y con un procesamiento sin prisión, un grupo de privados está interesado en reflotar la fábrica Envidrio ubicada en el Parque Tecnológico Industrial del Cerro, a pesar de que la estatal venezolana Venvidrio ganó el remate del horno el 20 de marzo pasado y pagó U$S 460.000.
En ese espacio, hay maquinaria que se encuentra embalada y con poco uso a la espera de una decisión de la justicia. Los inversores uruguayos que quedaron en segundo lugar, esperan la anulación de la oferta del organismo venezolano.

El presidente del Instituto Nacional del Cooperativismo (Inacoop), Martín Fernández, señaló que el horno “no es una cuestión que se pueda llevar de un día para el otro. Hay que desmontar metros y metros cuadrados de ladrillo refractario y otras maquinarias que implican al horno. A su vez, se interpuso un recurso por un grupo de inversores uruguayos que habían adquirido la línea de producción a Inacoop y parte de la masa concursal”, por un millón de dólares.
El directivo dijo a EL TELEGRAFO que “hay dudas sobre quién fue socio de la empresa concursada y liquidada. Había generado unos 50 millones de dólares de pérdidas, se presentó y logró comprar una parte de los bienes de esa empresa de la cual fue socio”.

Según Fernández, “hay visos de falta de transparencia y no se ajusta a derecho que alguien que fue parte de la empresa concursada y liquidada, compre los bienes en un remate público. Pero eso está en la órbita de la justicia y será la justicia la que determine”.

Explicó que “todavía no está clara la motivación de la empresa estatal venezolana (Venvidrio) para volver a participar del negocio. Claramente, los informes que tenemos indican que el horno no es viable desmontarlo, trasladarlo y armarlo en otro lado porque una vez que estuvo funcionando durante un tiempo, esos ladrillos refractarios van dilatando y genera dificultades para poder desarmarlo. Y, mucho más, ponerlo en un contenedor o en varios contenedores, llevarlo a Venezuela y volver a armarlo allá”.

El presidente del Inacoop consignó que “la motivación es algo que no entendemos. También es cierto que en los negocios en lo que se involucró Venezuela en Uruguay, la lógica comercial fue siempre difícil de entender. Confiamos en la justicia y si comparte lo que vemos nosotros de que hay visos de nulidad en el remate, que se otorgue al segundo postor y que vuelva a ser como antes”.

Proyecto de peña

El exsenador colorado Adrián Peña trabajó sobre un proyecto para el fomento del plástico retornable y el uso del vidrio como opción e impulsaba la iniciativa de reactivación de Envidrio a manos de capitales uruguayos, con el liderazgo del Inacoop.
Peña sostenía que Uruguay puede reciclar el 100% del vidrio que genera, con capacidad para su exportación. “Trabajamos mucho con el exsenador que siempre fue un fiel defensor de que la maquinaria quedara en Uruguay y pudiera producir vidrio nuevamente en Uruguay. Tuvimos oportunidades porque hubo ofertas de Brasil y Egipto para llevarse toda la línea industrial de vidrio para montarlo en otro lado. Y Peña siempre nos instaba a la búsqueda de una nueva alternativa con riesgo privado, por supuesto, para producir vidrio en Uruguay”, dijo Fernández
Recordó que “se entierran 55.000 kilos de vidrio por día en los vertederos del país. Eso podría ser parte de la materia prima para generar envases con una industria del vidrio que brindaría, además, oportundiades laborales”. El proyecto de este grupo inversor de uruguayos “es continuar funcionando en el Parque Tecnológico Industrial del Cerro y, de hecho, ya tenían avanzadas las conversaciones con la Intendencia de Montevideo”.