Armada regula el movimiento de barcos abandonados en el puerto

La complicada situación del destino final de los barcos en desuso o abandonados, como los dos pesqueros coreanos que llegaron al astillero sanducero, está regulada desde que la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) se hizo cargo de controlar y autorizar a las empresas que pueden dedicarse al desguace de los barcos. Así lo afirmó a EL TELEGRAFO el principal de la Corporación Aceroceánico Uruguay, Álvaro Nicola, que se asoció a capitales mexicanos y conformaron Nibelstone S.A., una empresa certificada por Dinama para el desguace naval, señalando que el comandante en jefe de la Armada, almirante Carlos Abilleira, les dijo que “a partir de ahora la Armada Nacional no deja que se traslade ningún barco para desguazar si la empresa no está habilitada por Dinama”, por lo que hicieron los trámites correspondientes e instalaron su desguazadora en la zona de Punta Yeguas, en la bahía de Montevideo.
Adelantó que ahora “nos presentaremos a todas las licitaciones que haga la Administración Nacional de Puertos, pero aparte estamos prontos para recibir barcos de cualquier agencia que se quiera deshacer de ellos, y no precisan dejarlos abandonados para que el Estado se haga cargo”.