Club Remeros Paysandú reconocido como “Bien de Interés Patrimonial“

Con la presencia de autoridades y socios de la institución, así como de integrantes de la Comisión Departamental del Patrimonio, se llevó a cabo en la sede del Club Remeros Paysandú el acto por el cual se le reconoció como “Bien de Interés Patrimonial”.
El presidente de la Comisión, Rubens Stagno, recordó que previo a este período, ese cuerpo “se dedicaba fundamentalmente a bienes edilicios y áreas protegidas. Nosotros planteamos, de acuerdo a las nuevas definiciones de la Unesco del año 1982, que el patrimonio es algo mucho más amplio, por eso le llamamos Comisión Departamental del Patrimonio Cultural de Paysandú”.
Esta definición, agregó Stagno, refiere a que “el patrimonio cultural de un pueblo comprende las obras de sus artistas, arquitectos, músicos, escritores y sabios, así como las creaciones anónimas, surgidas del alma popular, un conjunto de valores que dan sentido a la vida, las obras materiales y no materiales que expresan la creatividad de ese pueblo, la lengua, los ritos, los lugares, los monumentos históricos, la literatura, las obras de arte, los archivos, las bibliotecas y yo agregaría también el deporte”.
El presidente del club, Alejandro Peculio, y el vicepresidente de la Comisión Departamental, Jorge Pedoja, fueron los encargados de retirar la bandera de Paysandú y descubrir la placa.

REMANDO

A continuación, el secretario de la Comisión, Andrés Oberti, dio lectura a una reseña sobre la historia de la institución y el cierre estuvo a cargo de Javier Dalmás, representando a la directiva que rige hoy los destinos del club, quien transmitió “lo que ha sido nuestra experiencia en este último año como directiva, nuestro comienzo fue bastante repentino, nos encontramos con una situación bastante complicada del club y decidimos asumir porque para nosotros es realmente un lugar importante, parte de nuestra vida social, de nuestra vida deportiva, y así como de nosotros, de muchísima otra gente”.
Aseguró que “después de unos meses ciertas ‘cositas’ están empezando a moverse” y que “tenemos un club que ha casi que duplicado su plantilla de socios. Eso no es poca cosa, sí se está remando contra la corriente, porque también debemos reconocer que la situación económica está difícil, pero el club ha sabido otras veces reconfigurarse, ha sabido renacer, porque también supo estar cerrado”.
Dalmás agregó que la institución tiene 120 años de trayectoria, “tenemos un club que está vivo, que está vibrante, que se está potenciando y por qué no pensar en otra placa recordatoria dentro de unos años, donde de alguna forma podamos reafirmar que ese fue el camino”.

BIENES

Stagno señaló que en este período la comisión creó la figura del “Bien de Interés Patrimonial” para reconocer tanto bienes materiales como inmateriales. “Se traduce en una plaqueta cerámica que hemos otorgado a distintas instituciones: el Club Diego Lamas, la capilla de Esperanza, en el postre Chajá, en el conjunto La Covacha, en el mural del doctor (Juan Carlos) Ualde en el hospital de Guichón, en el mural de Day Man Antúnez, en la Liga de Trabajo de Guichón, en el Hospital Escuela del Litoral, en la Casa de Arte de Álvar Colombo, a la Banda Municipal José Debali”, reseñó.
El presidente de la comisión adelantó que antes de fin de noviembre se realizarán nuevos reconocimientos.
“Nos habíamos propuesto homenajear a todos los clubes de la costa, que es lo que estamos iniciando hoy en el Club Remeros. Luego proseguiremos con el Yacht Club y con el Club de Pescadores, ya en la etapa final de nuestra gestión, que termina en noviembre de este año”, dijo.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*