En lugar de 500, llegaron 60 turistas por día a San Javier

El cierre de los balnearios, así como el acceso de embarcaciones al puerto de San Javier se mantendrá hasta el próximo lunes 12.

La visita de una excursión de 12 pasajeros y la presencia de varios turistas más que llegaron en vehículos propios generó molestias en la población local sobre el inicio del pasado fin de semana, cierre a su vez de la Semana de Turismo. Frente a ello, las autoridades locales debieron ampliar las medidas que ya se venían adoptando y ello tuvo un impacto significativo, afirmó a EL TELEGRAFO el alcalde de San Javier, Washington Laco.
“Habíamos optado por cerrar el balneario Puerto Viejo y la playa local, San Javier, para desalentar o desestimular la visita de turistas, sobre todo de Paysandú, que es muy común que venga gente, y del propio departamento de Río Negro, ya que en la zona la situación se estaba complicando, tanto ahí en Paysandú como en el propio Fray Bentos y en Young, mientras que en San Javier era distinta la realidad, veníamos bastante bien, con pocos casos”, indicó.
En los días previos a Semana de Turismo se había recibido una consulta desde una agencia de viajes “por una excursión que quería llegar en semana Santa al departamento para hacer un recorrido por Young, por San Javier, Nuevo Berlín y culminar en Fray Bentos”. En ese momento desde la dirección de Turismo de la Intendencia se desalentó esa visita. “Se les dijo que en lo posible no vinieran, que reprogramaran el viaje para más adelante, que la situación en el departamento estaba complicada, con muchos casos activos, incluso se había cerrado todo lo que era museos, que estaba todo cerrado”, dijo Laco.

PUERTO CERRADO

Pese a ello, el pasado viernes, “nos encontramos con la sorpresa de que la excursión llegó a San Javier y anduvo realizando algunos paseos por el río y a su vez también llegó gente de otras zonas del departamento con embarcaciones”. Frente a eso fue que se decidió ampliar las medidas y “cerrar el acceso al puerto local, para también evitar la llegada de turistas de otras partes, con embarcaciones”. Laco agregó que tampoco puede hacer mucho más.
“Entendemos el malestar de la gente de la localidad por las excursiones que llegan, y obviamente que dirigen las culpas al Municipio por haber permitido las excursiones, por haber permitido que la gente que tiene casas para alquilar las haya alquilado a esa gente, pero son medidas que no están al alcance del municipio, de prohibir el ingreso de gente a la localidad, prohibirle a los propios vecinos que tienen su negocio, que tienen su casa y la utilizan para alquilar a turistas, cerrárselas o clausurárselas, no está en nuestra competencia”, aseguró.
Las medidas de cierre del acceso, tanto a los balnearios como al puerto, se mantendrán hasta el 12 de abril. “Se habilitó la salida hacia el río para los pescadores artesanales, colmeneros que tienen sus colmenas en las islas del río y en la zona de los Esteros de Farrapos. Ya existe una lista de personas que salen al trabajo diario, a ganarse la diaria, vamos a decir, eso desde el municipio se autorizó el paso hacia el puerto. Estamos hablando de unas 11 personas”, señaló.

TURISMO

La excursión de la polémica llegó en un ómnibus de 12 pasajeros, “pero a la vez también anduvo gente, no con la excursión, turistas que vinieron en vehículos propios”. Laco aseguró que las medidas que se tomaron fueron efectivas para desestimular la llegada de visitantes. “Si hubiésemos mantenido los balnearios abiertos como estaban y con los aforos, estábamos hablando de tener alrededor de 400 personas diarias en la localidad, y con estas medidas anduvieron alrededor de unas 50 o 60 personas por día”.
Lamentó además las consecuencias de esta pandemia en todo el trabajo que realizó la localidad para posicionarse como un destino turístico. “Se trabajó muchísimo para que la gente venga, para que la gente visite, que nos conozca, pero ahora como que terminamos haciendo el papel contrario, estamos pidiendo que no vengan, estamos incentivando a que no vengan; la verdad que es contradictorio, pero tenemos que poner en la balanza y la salud tienen más importancia”.

CASOS

Por su cercanía con nuestra ciudad, una muy buena parte de la población de San Javier está afiliada a Comepa, aunque también hay afiliados a la mutualista de Young y a Amedrín, de Fray Bentos, y a ASSE, por supuesto. Las tristes noticias que se han conocido desde Fray Bentos, así como el incremento en general de casos en los departamentos de la región han motivado la preocupación de una localidad que ayer tenía 10 casos activos, que se generaron –según Laco– en una fiesta de 15.
Eso, afirmó, “nos hizo elevar un poco los números de personas activas, pero veníamos bien; desde que comenzó la pandemia en el mes de marzo del año pasado, recién en febrero de este año se tuvo el primer caso positivo en la localidad, y ahí como que hemos ido manteniendo, hemos tenido algunos altibajos, hemos llegado a tener 15 casos activos y hemos logrado bajar incluso hasta cero caso, y ahora como que empezamos nuevamente a tener casos”.
En el pueblo la movilidad ha mermado, “la gente se cuida” y, a juicio del alcalde, de allí viene en parte el malestar que se generó. “Ellos se cuidaron, se quedaron en casa, suspendieron por ahí alguna salida, alguno que pretendía por ahí salir en Semana Santa, y vieron que hubo gente que no respetó, que igual salió”, dijo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*