Fallecieron 11 personas por COVID-19 en un residencial, sin que fueran internadas por decisión de autoridades

Según SUMI, es usual que se determine que los mayores de los residenciales que resulten positivos, no sean trasladados y reciban atención en los hogares.

(el observador)
En un residencial de Fray Bentos se registró un foco de coronavirus que en las últimas horas provocó la muerte de 11 ancianos sin que fueran trasladados a un hospital, porque así lo resolvió la Dirección Departamental de Salud, a cargo de Andrés Montaño.
El intendente Omar Lafluf, que confirmó la cifra, dijo a El Observador que Montaño le comunicó que “la mejor solución era atenderlos ahí”, lo que fue ratificado por el director departamental. “En los hogares de ancianos, lo normal es atenderlos en el hogar, sobre todo por el desapego que significa sacarlos de allí, lo que agrega mortalidad y daños adicionales”, aseguró Montaño.
La directora técnica de la residencia, Daura Garazza, dijo a Subrayado que los pacientes recibieron el mismo tratamiento al que hubieran sido sometidos en cuidados intensivos. “Se nos mueren tratando de darles todo lo máximo que tenemos; se nos mueren con todo el tratamiento, como si estuvieran en el hospital o en el sanatorio”, dijo Garazza, que también está infectada y haciendo la cuarentena, aunque por el momento sin mayores complicaciones. Sobre el procedimiento Garazza detalló: “Los atendimos con todo el tratamiento, como corresponde; con antibióticos, con anticoagulantes, con antiinflamatorio, y con oxígeno; nunca nos faltó el oxígeno, ni un solo paciente, ni un solo residente estuvo con falta de oxígeno”.
Julio Pontet, presidente de la Sociedad de Medicina Intensiva de Uruguay (SUMI), aseguró a El Observador que, aunque no conocía este caso en particular, es usual que se determine que los residentes de un hogar de ancianos no sean trasladados debido a su avanzada edad o enfermedades crónicas.
“A veces pasa en los residenciales que los enfermos tienen muchas comorbilidades y no tienen indicación de ingresar a CTI o de ser internados”, dijo.
Por su parte, Lafluf informó que no hay faltas de camas de cuidados intensivos en el departamento ni una situación de saturación, y que en los últimos días las autoridades lograron aumentar de seis a 14 camas en Fray Bentos. Añadió que que también se reforzaron otras localidades, como Young, que dispone hoy de siete camas de cuidados intensivos. El departamento de Río Negro, no obstante, es uno de los más comprometidos en la pandemia, con un promedio de 111,92 contagios cada 100.000 habitantes en los últimos siete días, lo que de acuerdo al Índice de Harvard supera por más de cuatro el límite de 25, que establece la zona roja. Actualmente, Río Negro tiene 535 pacientes cursando la enfermedad, y un total de casos activos de 1.061, y más de 20 fallecidos.

LLEGÓ LOTE DE ASTRAZENECA

(EL PAIS)
Ayer domingo, pasadas las 18 horas, arribó a Uruguay una partida de 48.000 dosis de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la Universidad de Oxford junto con el grupo británico AstraZeneca. Hoy se reunirá la comisión del Ministerio de Salud Pública encargada de analizar las vacunas, ya que hasta el momento no está definido a qué grupo de la población se le aplicarán estas dosis, informaron a El País fuentes de la cartera. La llegada de estas dosis se enmarca en la inversión que realizó Uruguay de U$S 2,5 millones para formar parte del mecanismo Covax. Además de este lote se espera que lleguen otras 100.800, si bien al momento no hay una fecha fijada para su arribo.
El mecanismo Covax es liderado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y se lanzó en junio de 2020. Es una alianza para facilitar la compra de vacunas contra el COVID-19 de países con menos recursos. La vacuna AstraZeneca fue aprobada el 30 de diciembre de 2020 por la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido. Antes lo había hecho con la vacuna de Pfizer/BioNTech que fue administrada en el Reino Unido desde el 8 de diciembre a más de 600.000 personas.

PARO EN EL BROU(TELENOCHE)

Este lunes los funcionarios del Banco República nucleados en la Asociación de Bancarios del Uruguay (AEBU) realizarán un paro de 24 horas en todo el país. A través de un comunicado, el gremio aseguró que la medida no impactará en el pago de salarios y jubilaciones. Los trabajadores agremiados reclaman por el ingreso de personal administrativo y de servicios, además de un ámbito de negociación con las autoridades y medidas sociales para los trabajadores. Por otra parte, el gremio denunció una falta de respuesta a temas vinculados con el resguardo sanitario en el marco de la pandemia.
Según el sindicato, los trabajadores se enfrentan a una “inexistencia de medidas que minimicen el riesgo de los trabajadores” a contraer la enfermedad y que hasta la actualidad no se han establecido aforos en las dependencias del BROU.
El directorio del banco solicitó a sus clientes las disculpas del caso por las molestias que les ocasionará su cierre de actividades, en virtud de las medidas resueltas por AEBU. En su comunicado, agregó que “ha mantenido una fluida comunicación con la comisión representativa a efectos de analizar sus diferentes planteos, algunos de los cuales entiende son de recibo y otros que considera que no son de aplicación para la institución”. El Directorio “respeta el derecho del sindicato para formular sus reclamos, pero entiende que en este momento el objetivo central es contribuir con su máximo esfuerzo para dar soluciones a los uruguayos, y en especial a quienes más lo necesitan, en un contexto tan difícil como la pandemia”.
En cuanto a la protección de la salud de sus trabajadores, “el Banco cumple un protocolo sanitario que le permitió hasta el momento brindar sus servicios con la mayor normalidad posible con cero contagio de clientes a funcionarios”, señaló.
El directorio aclaró que “las transferencias entre cuentas del Banco República a través de eBROU funcionarán con normalidad; las que se realicen desde el Banco hacia otras instituciones se atrasarán unas 24 horas. Los servicios eBROU, cajeros automáticos, pos y corresponsales del Banco funcionarán con normalidad”.

TREINTA MUERTOS; 25.000 ACTIVOS

(SINAE)
El Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) reportó 2.237 casos nuevos de COVID-19 ayer en 14.086 tests realizados, a los que se le suman 1.618 reportados fuera de fecha por los laboratorios. El índice de positividad se ubicó en 15,88%. Con estas cifras, hay 25.502 personas cursando la enfermedad en el país.
A su vez, se registró otra jornada con una treintena de muertos. Murió un paciente de Cerro Largo de 62 años, uno de Durazno de 88 años, uno de Paysandú de 32 años, uno de Río Negro de 77 años, uno de Salto de 49 años, uno de Tacuarembó de 93 años, dos de Soriano de 80 y 88 años, tres de Canelones de 46, 70 y 86 años, tres de Rivera de 44, 59 y 78 años y 16 pacientes de Montevideo de entre 30 y 95 años. En total murieron 1.101 personas desde que comenzó la pandemia en Uruguay.
La Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI) informó en su reporte diario que ayer se alcanzó el 71,3% de camas ocupadas de CTI en total y un 44,8% por pacientes con COVID-19. Desde el sábado hasta ayer hubo 34 nuevos ingresos, ocho altas y 17 personas que estaban internadas murieron.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*