Nacional fue efectivo y terminó goleando a Rentistas

Bergessio festeja el segundo gol del tricolor con sus compañeros.

A ver: lo primero a tener en cuenta es que se define por puntos. Nacional pegó primero en el Parque Central, y con un contundente 3 a 0 se quedó con la primera final del Campeonato Uruguayo.
Ahora Rentistas, el miércoles y en su casa, tiene la posibilidad de ganar y forzar al alargue.
Pero la realidad es que todo parece definido, aunque nada está cerrado hasta que termina y menos en fútbol.
La impresión es que el tricolor liquidó las cosas a su favor y que el bicampeonato está ala vuelta de la esquina.
No porque haya sido contundente en cuanto a juego, porque estuvo lejos de eso más allá de ser más que su rival. Al punto que los números del partido lo dejan bien claro: Nacional concretó las únicas tres chances de gol que tuvo, y todas partieron de un tiro de esquina.
Pero este Rentistas que está lejos de ser el que le ganó a Nacional la final del Apertura, que se quedó sin sus figuras y que tiene un cortísimo plantel, hizo un esfuerzo enorme no solo anoche, sino cuando sorteó la semifinal ante Liverpool para llegar a la definición del Uruguayo.
Anoche Nacional comenzó a liquidar rápido las cosas. Córner de Ocampo a los 6’, y la aparición de Bergessio para abrir la cuenta. Sin que sobrara nada, el dueño de casa pasó a dominar.
El golpe anímico que significó el gol permitió que se hiciera de la pelota ante un rival que corrió e hizo el esfuerzo, pero vio nuevamente ver caer su valla con la misma receta: centro de Ocampo, y la aparición de Bergessio.
Así, las cosas estaban liquidadas. Es cierto que Rentistas tuvo más la pelota al inicio del complemento, que le anularon un gol, pero pudo aportar poco más. Y de yapa, por si fuera poco un tercer gol, el tercero producto de un córner, liquidó las cosas y dejó en claro que el bicho colorado pagaba caro las desatenciones y además el esfuerzo del partido ante Liverpool.
Lo más claro para la visita estuvo sobre el final, cuando Rochet sacó una pelota con destino de gol, al ángulo producto de un tiro libre. Fue sobre el final mismo del partido, al punto que ese tiro de esquina nunca se lanzó. Nacional, de irregular campaña, tenía la obligación. Y cumplió con la primera parte del libreto.
Rentistas hizo lo que pudo, y más allá del resultado final se fue con la cabeza arriba, pero sabiendo que las cosas se complicaron. No solo porque ahora está obligado a ganar, sino porque las piernas y el esfuerzo pasan factura, en medio de un plantel corto, que deberá dar todo para intentar equiparar la serie, aferrándose a un milagro, de esos que existen en el fútbol.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*