Director Alejandro Rico: “Fundación A Ganar no se siente investigada por la Junta; se trata del proceso de contratación”

Temprano en la mañana de ayer Alejandro Rico, director ejecutivo de la Fundación A Ganar fue recibido por la Comisión Investigadora Referente al Relacionamiento de la Intendencia de Paysandú con la Fundación A Ganar, de la Junta Departamental.

“Fue una mañana de trabajo muy intensa, muy incisiva por parte de los ediles, pero en un marco de mucho respeto incluyendo el edil de la oposición (Andrés Imperial) que realmente hizo todas las preguntas que quiso, siempre en un marco de muchísimo respeto”, dijo después a EL TELEGRAFO. “Los ediles recibieron información relevante. Cuando se vote, se sabrá el grado de convencimiento que tuvieron pero la información estuvo arriba de la mesa. De hecho creo que no se trata de la Fundación A Ganar. Seguramente si hubiera sido otra institución la discusión sería la misma, por todos los temas que han estado en consideración”.

CÓMO FUE POSIBLE PRESENTARSE EN UNA LICITACIÓN CON TAN CORTO PLAZO

Una de las cuestiones centrales que puso a A Ganar en el foco de atención es que en una licitación con un plazo de 5 días (que incluyó Navidad) le fue otorgada para “llevar adelante los procedimientos de contratación del personal, confección de contratos, liquidación de sueldos, pago de haberes, inscripción y/o contratar al personal ante los organismos estatales, dictar talleres de capacitación y de orientación laboral como componente socioeducativo y opción de servicio y supervisión de personal y de todo otro vinculado al objeto del llamado”, como indica la licitación.

“Ninguna de las cuestiones relativas al proceso de contratación son imputables al oferente. Por lo tanto nosotros no podemos explicar nada de una licitación que no convocamos. En todo caso, la Administración será la que tenga que dar las explicaciones del caso”, dijo Rico.

Al ser consultado cómo la fundación se enteró de la convocatoria, dijo que “nos enteramos por dos fuentes. Primero lo vimos en Compras Estatales y después en EL TELEGRAFO; nosotros seguimos todos los días EL TELEGRAFO y otros medios del Interior. Todos los días a las 9 de la mañana una funcionaria del área de Secretaría -que es la que maneja todo el tema compras y licitaciones- como primera tarea debe mirar las publicaciones de compras estatales. Todos los días. Por algo nosotros nos presentamos a 14 licitaciones en 2020 solo”.

Y reveló que “todas las organizaciones sean sociales o empresas privadas que contratan con el Estado, saben perfectamente que hay períodos claves: los primeros seis u ocho meses de un cambio de gobierno. Porque lo normal es que cuando comienzan su período los gobiernos realizan los cambios de modalidades de gestión. O lo que ya se estaba haciendo vence el contrato y hay que hacer nueva licitación”.

Pero, ¿cómo pudo estar completo la propuesta en tan poco tiempo? Rico sostuvo que “las licitaciones de este tipo son muy similares. Es como que le diga a un proveedor de cubiertas cómo hace para tener la propuesta en 4 días. Es porque las licitaciones de cubiertas del Estado son muy parecidas. En consecuencia, están pre armadas las propuestas”.

“Las organizaciones sociales -agregó- tienen una especialización. Eso hace que consecutivamente ganen licitaciones en los mismos lugares. Por ejemplo, El Abrojo hace diez años que gana en la Plaza de Deporte de Paysandú. Por eso no debería extrañar que si mañana ASSE realizara una licitación para trabajar con niños con cáncer seguramente la ganara o Peluffo Giguens o Perez Scremini. O si ASSE hace lo mismo para trabajar con jóvenes con discapacidad seguramente la ganará Teletón. Porque se requiere un expertise y un desarrollo técnico operativo y logístico que solamente tienen un conjunto estas organizaciones, alrededor de seis en todo el país”.

Destacó que “en 2020, nos presentamos a 14 licitaciones, ganamos 6 y perdimos 8. Ya estaba el gobierno multicolor”. Dicho esto, reafirmó que “pensar que nuestras 14 propuestas eran distintas, es un error. En realidad eran muy similares, porque la temática las hace muy parecidas. Depende de la licitación, pero en aquellas en que nos presentamos evidentemente tenemos un armado de la licitación, porque como dije antes, como fundación nos hemos especializado en determinadas áreas. Una propuesta cambia en lo específico, pero en el marco conceptual, cómo se gestiona, cómo selecciono el personal, cómo se paga el sueldo, en base a que parámetros se paga. Del mismo modo como es el componente educativo porque todos nuestros trabajadores reciben cursos de capacitación para el trabajo, sino no seríamos una oenegé. Pero el grueso de la licitación es muy similar. En nuestro caso y en los de las demás organizaciones similares”.

EL CASO ESCOBAR

Uno de los temas más polémicos que fue conectado a A Ganar fue la contratación del exproxeneta Sergio Escobar, quien fuera cesado recientemente. Ante la consulta de la razón de ese cese dijo que “no puedo responder por una normativa legal que es la ley 18.331 de Protección de Datos Personales. No podemos brindar información con nombre y apellido de personas que trabajan en relación de dependencia nuestra. Solo puedo decir que hubo un término anticipado de contrato. No hubo renuncia ni hubo despido”.

MANTIENE TOTAL CONTROL DEL PERSONAL

Subrayó que tras ganar la licitación “no nos estamos vinculando a los CAIF sino a la administración del personal. Es lo mismo que hacemos en otros programas, donde nosotros solamente aportamos el personal y no gestionamos el programa”.

“Eso sí, lo que no delegamos a la Intendencia, en lo que no puede tener injerencia es el ejercicio de la potestad disciplinaria. Porque la relación contractual es con nosotros. Mal podría la Intendencia de Paysandú observar, suspender a un funcionario que no le es propio. La Intendencia sí nos eleva los informes cuando entiende que un funcionario está actuando mal o cometió un error. Pero nosotros hacemos el análisis de la situación y decidimos si corresponde o no la sanción”, subrayó.

Y dio a conocer que “han habido ya varios informes de la Intendencia sobre actuaciones irregulares de funcionarios que, indagados por la Fundación, desestimamos los informes de la Intendencia y no aplicamos sanción”.

A PARTIR DE UNA CONVERSACIÓN DE PELÉ CON ENRIQUE IGLESIAS

Un aspecto muy poco conocido es cómo surge la Fundación A Ganar. Alejandro Rico explicó que “nace en 2003 en una conversación entre Pelé y Enrique Iglesias (expresidente del Banco Interamericano de Desarrollo, BID) en Washington, cuando hablaron sobre la utilización del deporte como herramienta para el desarrollo. Y específicamente para mejorar las condiciones de empleo de los jóvenes a través del fútbol y los deportes en equipo”.

El astro del fútbol “Pelé dio determinados lineamientos sobre cómo podría desarrollarse un programa de fútbol para el desarrollo y el BID decide avanzar en la creación de un programa en América Latina. Para eso se define la creación de tres instituciones en Ecuador, Brasil y Uruguay para ejecutar un plan piloto. Una de esas tres instituciones, la de Uruguay, es la Fundación A Ganar, que nace como una respuesta a la necesidad del BID de trabajar el deporte para el desarrollo -y el fútbol particularmente- para mejorar las condiciones de empleo de los jóvenes. En Uruguay mantiene el nombre del programa, A Ganar, lo que no pasa en los otros dos países”.

“Ahí nace la institución y luego se desarrolla como institución de capacitación laboral a través del deporte, trabajando primero con clubes de fútbol federados de la AUF, con jóvenes de las divisiones formativas y luego empieza a trabajar en este programa A Ganar con jóvenes de otros segmentos de la sociedad”, siendo los primeros años financiada por el BID.

Pero en 2009 “cuando se terminaba el financiamiento del BID, la entonces Dirección Nacional del Deporte entendió que la continuidad del funcionamiento de una oenegé especializada en deporte para el desarrollo era importante. En ese momento el profesor Fernando Cáceres -en la primera Administración del gobierno de Tabaré Vazquez- nos plantea la posibilidad de empezar a desarrollar programa socio-educativos-laborales, con un componente de capacitación y un componente de empleo. Porque el programa A Ganar era únicamente de capacitación. Así es que nacen los dos programas”.

Ahí comenzó el periodo que se extiende hasta ahora, haciendo hincapié en los programas socio-educativos-laborales, con los programas Gol y Ecoplazas”.

PERTENENCIA AL DEPARTAMENTO

Alejandro Rico aseguró que, tras su presentación ante la comisión de la Junta Departamental, “no nos sentimos investigados por la Junta Departamental porque lo que está bajo investigación es el proceso de contratación y no la Fundación en sí misma”.

Reconoció sí que “somos actores protagónicos porque fuimos los seleccionados. Pero en todo este proceso más allá de lo que pueda haberse dicho en redes sociales o algún ámbito político, no recibimos ningún cuestionamiento. De hecho, en la reunión de la Comisión Investigadora no hubo ningún planteamiento que a nosotros nos haga sentir incómodos en nuestra vocación por servirle al pueblo de Paysandú”.

En la parte culminante de la entrevista aseguró que “ratificamos nuestra pertenencia a este departamento, porque ya estamos radicados, porque nuestros funcionarios en la sede Paysandú son sanduceros. Ya hay familias trabajando en la Fundación A Ganar en Paysandú. No solo los que trabajan en áreas controladas por la Intendencia sino los que son empleados nuestros directamente. No desconocemos que no deja de ser un hecho que nunca es agradable. Pero lo asumimos como parte de un proceso natural de la vida democrática. Solo queda esperar que el proceso termine y la Junta Departamental se expida al respecto”.

¡Comenta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*