Merentiel no cae: “se vivieron muchas cosas inolvidables”

Uno de los dos momentos soñados: la obtención de la Copa Sudamericana.

El argentino Defensa y Justicia comenzará el lunes la pretemporada, y el mismo día el sanducero Miguel Merentiel viajará a Buenos Aires para integrarse al plantel.

“Hacía nueve meses que no venía”, dijo a EL TELEGRAFO el delantero, que por estos días disfruta de la familia.
Y sí: llegó eufórico, contento, contando una y otra vez cómo fue el mejor semestre de su vida deportiva. Y no es para menos: se dio el gusto de festear el título de la Copa Sudamericana al vencer a Lanús en la final de la anterior edición, y de yapa se le ganó la Recopa nada menos que al Palmeiras.
“Muy contento, porque en este semestre se dieron las cosas. Uno de verdad que no cae, pero se vivieron muchas cosas inolvidables”, dijo el futbolista nacido en Bella Vista.

A Defensa y Justicia se le dio todo, por mérito propio. “Después que quedamos afuera de la Libertadores, el plantel habló de que el objetivo tenía que ser la Sudamericana. Y sabíamos que teníamos equipo para llegar hasta lo último”, explicó.
Lógicamente que a nadie se le cruzaba por la cabeza explícitamente el ser campeones, pero “nos planteamos ir paso a paso. Y se dieron las cosas redondas, por lo que después de que fueron pasando las fases, que superamos cuartos de final y semifinales, ahí apuntamos a ser campeones”.
Y había una fe enorme. El plantel se mostraba totalmente mentalizado, y el cuerpo técnico que lideró Hernán Crespo “transmitía mucha tranquilidad”, apostando “a pocas palabras pero concretas”.

Merentiel afirmó que el exgoleador argentino “tiene mucha experiencia en cancha y contó con un muy buen cuerpo técnico”, así como también que “se aprende mucho de un entrenador como él, de sus características como delantero. ¿Si me decía algo en particular? Solo que picara siempre al primer palo”, señaló.
Lo cierto es que alcanzar el título de la Sudamericana fue tocar el cielo con las manos. Pero todavía esperaba la frutillita de la torta: ganarle la recopa al Palmeiras campeón de la Libertadores, ahora con Sebastián Beccacece como entrenador. “La Recopa… El equipo grande era el de ellos. Nos ganaron la primera serie, pero sabíamos que teníamos equipo como para redoblar esfuerzos y salir campeones. Y lo demostramos en la cancha. El ‘Cholo’ (Benítez) hizo el gol en la hora, y después pasó lo que pasó en los penales”, recordó.

Merentiel asegura que fue el mejor semestre que le ha tocado vivir en lo deportivo. “No he alternado mucho, pero cuando me tocó he respondido de buena manera”, asegura a modo de balance personal, para el que suma que “me adapté sin inconvenientes” a un fútbol argentino que, a diferencia del uruguayo, “es más dinámico, agresivo”, lo que lleva a que “tenés que jugar a dos toques porque no podés tener mucho la pelota en los pies” debido a la marca.
Pero ¿qué tiene un club chico como Defensa y Justicia para haber hecho historia y a lo grande en cuestión de unos meses? “Es un club de los de abajo, pero trabaja mucho. Toda la plata que entró al club por estas participaciones internacionales se invierten en la institución. Se está haciendo un terrible complejo deportivo para los juveniles. Defensa y Justicia se maneja bien, no tiene deudas y eso lo lleva a ser grande, y da todo por los jugadores. Solo nos queda la espina de lo local”, explicó el delantero.

Hoy, Merentiel disfruta de los últimos días en Paysandú, de la familia y los amigos, para sumarse luego a la pretemporada del club con el que tiene contrato hasta diciembre, y luego debería retornar, en principio al dueño de su ficha: Godoy Cruz.

Allí, en el club mendocino, estuvo un año y medio con Santiago García, el delantero uruguayo que se suicidó en febrero de este año. “No lo podía creer. Venía del entrenamiento y mi novia me preguntó qué había pasado con el ‘Morro’. No lo podía creer”, dijo Merentiel, emocionado.
Pero recordó que “cuando jugamos la final con Palmeiras, estuve hablando con Felipe Melo y otros jugadores, y les decía que ellos habían eliminado a Godoy Cruz, y que ese momento era también tomarme una revancha. No solo para mi, sino también pensando en el ‘Morro’”.

¡Comenta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*