Camioneta Ford F100 de 1956

Las camionetas o pick-up Ford F100 de 1956 si bien tenían una silueta parecida a las de los años inmediatos anteriores, ya mostraba un parabrisas que se tornaba más panorámico, más envolvente y se notaban diferencias en los pilares, que se volvieron más verticales.
La cilindrada del motor original Ford V8 tenía un aumento y lo mismo pasaba con su potencia, que llegaba ahora a los 173 hp. Se mantenía la robustez de su chasis, una carrocería de gran fortaleza, donde sí aparecían algunas variantes en los detalles, como quedó expresado.
El motor V8 con el aumento en cilindrada y potencia se mostraba tan confiable como el anterior y más allá de la competencia con otras marcas, Ford tenía un buen espacio en el mercado nacional y en el sanducero en particular.
De esas camionetas, quedan todavía ejemplares en circulación, destinadas a distintas tareas, lo que indica la calidad mecánica y estructural de dichos vehículos.
Wilson José Curbelo es el propietario de una camioneta Ford F100 de 1956. Nos comentaba que hace alrededor de seis años la tiene en su poder. Anteriormente; el motor original V8 había sido sustitido por un motor Bedford 220 diesel, con la caja de cambios de cuatro marchas y reversa. En el tiempo que la camioneta está en su poder, Curbelo le mandó a hacer a nuevo el tren delantero y algunas otras reparaciones. Quedaría ahora, en el trabajo de restauración, hacer la chapa y la pintura, en tanto piensa sustituir el amarillo actual de la pintura por otro color.
La camioneta está en buenas condiciones de circulación. Muestra el amplio parabrisas que citábamos para este modelo, una parrilla frontal con dos barras, los faros en los extremos, los guardabarros son amplios y los traseros se ubican adosados del lado exterior a la caja metálica original.
Sin duda, todo un referente de aquellas camionetas que llegaron a Paysandú en la segunda parte de la década del 50 y desempeñaron un sinnúmero de tareas en el Paysandú, que estaba en pleno crecimiento.
APUNTES TÉCNICOS
Motor: fue sustituido el original V8 por un Bedford 220 diesel.
Embrague: multidisco.
Caja de cambios: la correspondiente al motor Bedford de cuatro marchas y reversa.
Frenos: hidráulicos, con campanas, patines y cintas.
Suspensión: con elásticos y amortiguadores.

 

 

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone