Quisieron cortar un cable de cobre de alta tensión en el teatro de verano

El cable de alta tensión que alimenta la fuente donde se conectan los equipos de luces y amplificación del teatro de verano “Eduardo Franco” fue objeto de vandalismo, dando como resultado que se originara un pequeño fuego a causa del cortocircuito registrado.
El evento eléctrico pudo haber tenido otras consecuencias para los autores, pero el buen funcionamiento de la llave térmica controladora, instalada en el edificio de primeros auxilios conocido como “El barquito”, cortó inmediatamente la alimentación eléctrica del lugar.
Según explicó a EL TELEGRAFO el responsable del Plan de la Costa, Daniel Andrusyszyn, “aparentemente algunos gurises estaban manipulando el cable, que va bajo tierra pero tiene una salida junto al mangrullo (la torre de control) como le decimos nosotros, que está tapada con una losa de hormigón. Dejó sin luz esa parte, incluyendo los baños, pero fue reparado por el personal de Alumbrado Público”. En la punta del grueso cable de unos cinco centímetros de diámetro, quedó formada una pequeña pelota de cobre fundido. Sobre el problema informó inmediatamente el guardia del servicio de seguridad que cuida los bienes municipales en esa parte de la costa. También este pasado fin de semana alguien, posiblemente los mismos jóvenes del cable, forzaron al entrada del edificio que ocupa la agrupación “Los brujos”, el club de motoqueros que está en el parque Guyunusa, dejando el lugar desordenado y llevándose algunas bebidas de la cantina del lugar, sobre lo cual estaba investigando personal de Prefectura Nacional Naval y Seccional Segunda de Policía.

(Video aportado por Patricia Nieto)