Agencia de Desarrollo Paysandú: se equivocó la paloma

En los últimos días la Agencia de Desarrollo Paysandú (ADP) celebró su asamblea ordinaria en la cual, entre otras decisiones, se eligieron las autoridades que integrarán la Comisión Directiva de la institución durante los próximos años. En esta ocasión la referida elección se vio rodeada de acusaciones y circunstancias que no le hacen bien a una institución de gran importancia para el crecimiento y bienestar de nuestro departamento, dañando tanto su imagen institucional como su credibilidad y afectando también, de manera indirecta, a las instituciones socias que la componen.
De acuerdo con su página web la ADP es una asociación civil constituida en 2004, con el objetivo de apoyar el desarrollo de la región, promoviendo la generación de actividades sociales y productivas en el departamento y está integrada por 17 instituciones: Asociación de Productores de Leche de Paysandú (APLP), Asociación de Productores de Leche Parada Esperanza (APLPE), Asociación Rural Exposición Feria Paysandú (Arefp), Asociación Sanducera de Apoyo a la Ancianidad (Asapa), Cooperativa Agraria de Responsabilidad Suplementada de Apicultores Sanduceros (Calapis), Centro Comercial e Industrial de Paysandú (CCIP), Centro de Estudios Paysandú (CEP), Club Rotary Puerto, Cooperativa Agraria Nacional (Copagran), Cooperativa de Consumo Personal de Paysandú (Cooperpay), Federación Uruguaya Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam), Fundación Liceo Francisco, Intendencia Departamental de Paysandú (IdP), Instituto Técnico CTC, Pit Cnt, Unión de Mecánicos y Electricistas de Paysandú (Umepay) y Universidad Católica del Uruguay (UCU).
Según esa misma fuente de Internet, la asamblea ordinaria de la ADP fue citada para el 28 de enero con la finalidad de tratar diferentes temas, entre ellos la presentación y aprobación del balance y memoria anual, la definición de sus autoridades y la conformación de distintas comisiones para atender las diferentes áreas de trabajo dentro de las que se enmarcarán las acciones a desarrollar por parte del equipo técnico durante el año en curso. Durante la sesión convocada se aprobó el balance de la ADP y se pasó a un cuarto intermedio hasta el 3 de febrero, ocasión en la cual se aprobó la memoria anual, se formaron diversas comisiones (social, educativa, productiva, deportiva y cultural) y se resolvió pasar a un nuevo cuarto intermedio hasta el 10 de febrero, fecha en la cual se aprobó la moción presentada por la Intendencia Departamental de Paysandú y según la cual los cargos serán ocupados por las siguientes instituciones: Asociación de Productores de Leche de Paysandú (Presidencia), Centro Comercial e Industrial de Paysandú (Vocal) y la propia Intendencia (Secretaría). En los días posteriores, el Pit Cnt dio a conocer un comunicado de prensa en el cual se formulaban diversas críticas a la forma en la cual se procesó dicha elección. En efecto, el mencionado comunicado estableció que “…la IdP, resolvió por sí y ante sí, definir la integración de la misma, ‘solo’ con su participación, el Centro Comercial y la Liga de Productores de Leche. El Pit Cnt solicitó ser tenido en cuenta para dicha integración o Fucvam por la parte social más castigada en estos momentos y además comprometiendo agilizar proyectos para reactivar el campo del trabajo y el empleo. En todo momento la IdP, se opuso a que eso ocurriera. Buscando el consenso, el Pit Cnt y otras asociaciones, en dos asambleas diferentes, buscamos alternativas para encontrar una salida consensuada (en ambas teníamos mayorías mínimas). Pero no las quisimos imponer”.
El comunicado del Pit Cnt cuestiona no sólo la actitud de la IdP sino también un tema especialmente sensible: la legitimidad de una de las instituciones que votaron la propuesta de la Intendencia, lo cual formuló en los siguientes términos: “En la última instancia, sorpresivamente aparece ‘El Merendero del Puerto’ (el cual ya no existe y esta desafiliado desde el 28 de agosto del 2015), con la presencia del ex edil Genoud, que hace ‘7 años’ no participa de la Agencia. (o sea 2 administraciones de gobiernos municipales de diferentes partidos). Se cuestiona esa situación por varios integrantes, pero igual la IdP, exigió que se le permitiera votar (a Genoud) quedando claro cuál era el objetivo, ‘conseguir’ el voto que le permitiera a la Intendencia, imponer su planteo”. Resulta llamativo que en la página web de la ADP no figura “El Merendero del Puerto” como uno de sus integrantes, sino que además en la publicación realizada en la sección “Noticias” de dicha página el 25 de enero de 2021 se expresa que “La Agencia de Desarrollo Paysandú, está conformada por 17 organizaciones e instituciones comprometidas con el desarrollo del departamento, podés conocerlas en la sección Sobre Nosotros, publicada en adp.org.uy”. En resumen: según la propia página web de la ADP “El Merendero del Puerto” no forma parte de las 17 instituciones que la integran. Llama la atención que una institución que no integra la ADP haya podido presentarse en la asamblea ordinaria y votar como lo hicieron los demás socios.
A la luz de todo lo sucedido, queda claro que la Intendencia se equivocó doblemente en relación con la elección de las nuevas autoridades de la ADP. En primer lugar, porque considerando su papel predonderante en dicha institución, tendría que haber realizado los esfuerzos necesarios para lograr una fórmula de consenso que evitara poner a la institución en una situación comprometida ante la opinión pública. En segundo lugar, no tendría que haberse sumado una votación en la cual se objetó la legitimidad de uno de los votantes encabezada por una persona que pertenece al partido político del Intendente. Según la Corporación Andina de Fomento (CAF), una de las características de las agencias de desarrollo es que “fungen bajo la supervisión del gobierno local, pero mantienen un grado razonable de autonomía”, algo que en este caso parece estar en discusión. A la gravedad propia de estos sucesos se les suma no sólo que la IdP es una institución pública (la más importante a nivel departamental) que representa los intereses y defiende los derechos de todos los sanduceros, sin importar qué votaron, sino también que la ADP maneja fondos públicos a través de convenios con diversos organismos y agencias, lo que requiere extremar los cuidados porque se trata del dinero de los contribuyentes.
Los urgentes problemas que enfrenta nuestro departamento en materia de desempleo necesitan del esfuerzo y las ideas de todos, trabajando unidos más allá de ideas políticas o intereses sectoriales. Al manejar esta importante elección de autoridades con un criterio de “ellos” y “nosotros” la Intendencia ha perdido una oportunidad trascendente para fortalecer un instrumento del cual necesita toda la comunidad sanducera.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*