Una caminata para “visualizar” y concientizar sobre el autismo

Niños, jóvenes y adultos participaron de la caminata realizada por 18 de Julio.

Con una caminata por nuestra principal arteria, las familias del Centro Araí adhirieron este martes al Día Mundial de Concientización sobre el Autismo. Luciendo en su mayoría vestimenta azul y alzando globos del mismo color, niños, adolescentes, adultos y sus familias junto a integrantes del equipo de trabajo del Centro Especializado en Autismo en Paysandú, participaron de la movilización para “visualizar” el tema en la comunidad.
Este año el lema fue “Autismo cerca de ti”, recordó una de las directoras del Centro Araí, Graciela Acosta, explicando que esta fecha se estableció “como para poner un día donde se hable el tema”.

“Nosotros elegimos la caminata porque (así) los ven a los chiquilines, sus familias”, para “visualizarlos y decirles” a la comunidad que “todas estas familias están pasando por estos momentos”.

En este sentido, comentó que “la mayoría de las veces si no te toca un vecino o un familiar, no te das por enterado” de este tema, cuando “la realidad es otra, realmente hay muchas familias”. Los últimos datos dan cuenta que “uno de cada 36-38 niños tiene autismo. Esos números son muy altos”, observó.

“Lo que más necesitan las familias es que la sociedad toda, la comunidad aprenda un poco más sobre el tema” y así evitar el prejuzgar desde el desconocimiento. Es necesario “poder visualizar y concientizar, para que podamos apoyar a esas familias que son las que más sufren, que quedan siempre aisladas, que sus actividades sociales se ven muy restringidas a un núcleo familiar muy chiquito que sabe manejar al niño”, enfatizó. Si “podemos entenderlo por lo menos, ahí ya estamos dando una oportunidad a esa familia que se anime a salir” y socializar, reflexionó.

Admitió que hoy se habla más acerca del autismo, lo que atribuyó a que “han aumentado los casos y hay más difusión”. Hoy los niños “están siendo diagnosticados”, valoró.

Además destacó la importancia “que sea evaluado bien” para un diagnóstico correcto. “No cualquiera hace un diagnóstico”, aclaró, citando que ello recae en “el psiquiatra infantil, el neuropediatra”, quienes “a veces mandan un estudio con una fonoaudióloga”, porque “es como que necesitamos de todo ese combo de cosas para poder diagnosticar”.

El Centro Araí atiende alrededor de un centenar de personas con trastornos del espectro autista. “En cada área se trabaja de diferente manera, en estimulación oportuna temprana, los chiquitos de 2 años y medio necesitan más técnicos; los preescolares y escolares necesitan muchos apoyos también dirigidos por la fonoaudióloga y la psicomotricista: y en los talleres con jóvenes y adultos se enfoca en la parte de habilidades sociales, lo que más les cuesta, poder socializar y poder entender las normas de comportamiento de los demás y cómo poder actuar en este escenario”, describió.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*