Lacalle Pou recibió a su homólogo de Paraguay; el Mercosur debe ser “trampolín al mundo” dijo el presidente anfitrión

Lacalle Pou calificó el encuentro como “muy cordial” y destacó la relación personal y generacional que mantienen con Abdo Benítez.

(Presidencia)
En un encuentro oficial realizado en la residencia presidencial de Punta del Este, el presidente Luis Lacalle Pou recibió este miércoles 17 a su homólogo de la República del Paraguay, Mario Abdo Benítez. Los mandatarios de ambos países abordaron temas de la agenda bilateral y estuvieron acompañados por los respectivos cancilleres, Francisco Bustillo y Euclides Acevedo.
Ambos presidentes emitieron una declaración conjunta, en la que Lacalle Pou calificó el encuentro como “muy cordial” y destacó la relación personal y generacional que mantienen con Abdo. Además, remarcó la relación histórica que une a ambas naciones. “Son países que tienen, necesariamente, una virtud en las relaciones complementarias. Un país como Paraguay, sacrificado, de trabajo, que ha crecido en el mundo, y un país como el nuestro, que tiene gran parte de su origen y razón de ser en el transporte, logística y salida al mundo”, señaló.
Agregó que durante el encuentro conversó con Abdo acerca de la importancia del comercio paraguayo, específicamente en cuanto a rubros como grano y carne, y acerca de la necesidad de que esos productos lleguen a los respectivos mercados. Para ello, nuestro país dispone de vías navegables de salida al mundo, como los ríos Uruguay o el de la Plata, precisó.
La reunión también incluyó un diálogo coloquial, dijo Lacalle, sobre las reuniones con los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro, y de Argentina, Alberto Fernández, como forma de encontrar coincidencias entre los intereses nacionales de cada país en el ámbito de la integración regional que propone el Mercosur.
“Puedo decir con mucho agrado que la vocación paraguaya de abrirse al mundo es igual a la de Uruguay y sigue vigente con más fuerza. Por eso, el avance de los países del Mercosur al mundo es importantísimo. Para Paraguay y Uruguay es determinante en los tiempos que se vienen”, sentenció.
En ese sentido, consideró que mientras hay quienes hablarán de flexibilización, de elasticidad o de distintas velocidades, lo cierto es que a 30 años de creación del Mercosur “hay que rever el recorrido, quedarse con lo bueno, impulsar lo mejor para que sea un trampolín al mundo”.
Por su parte, Mario Abdo Benítez remarcó que el gran desafío es la búsqueda de integración, encontrar aliados estratégicos para la región y para el mundo, disponer de logística, para que la producción paraguaya pueda exportarse en beneficio de ambos países.
Expresó que Uruguay tiene grandes oportunidades para llegar a los mercados del mundo y que, en ese sentido, la hidrovía Uruguay-Paraná es un potencial logístico de gran utilidad para esta alianza entre naciones. Agregó que coincidió con Lacalle Pou sobre la necesidad de una lucha común en el mundo actual, donde todas las sociedades requieren madurez, entendimiento, con divisiones y debates internos que sirvan para enriquecer. “Es tiempo de construir puentes, encuentros, destinos comunes y que la solidaridad no se acabe para toda la humanidad”, indicó.
En otro orden, destacó las medidas adoptadas por el Gobierno de Uruguay para enfrentar la pandemia de COVID-19.

MÁS COVID-19 EN EL GOBIERNO

(EL PAÍS)
El presidente del Banco de Seguros del Estado (BSE), José Amorín Batlle, y la vicepresidenta de la institución, Silvana María Olivera, contrajeron COVID-19. “Estoy transitando la enfermedad sin inconvenientes”, señaló esta tarde Amorín a través de su cuenta de Twitter. Fuentes indicaron a El País que Olivera también cursa la enfermedad sin inconvenientes.
A raíz de estos contagios, se decidió aislar el séptimo piso del edificio del BSE. El funcionamiento en la sede continúa con normalidad, salvo en ese piso, donde está la presidencia y el directorio. Más temprano este miércoles se conoció que otro jerarca del gobierno, el director de Convivencia y Seguridad Social del Ministerio del Interior, Santiago González, tenía coronavirus.
El martes, en tanto, trascendió que el ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, estaba en cuarentena a la espera de poder realizarse el hisopado, luego de que uno de sus asesores se enfermara.
Además, días atrás se informó que el embajador de Uruguay en Argentina, Carlos Enciso, tenía COVID-19. El exintendente de Florida está internado al momento en CTI. A comienzos de febrero, el director general de Salud, Miguel Asqueta, y la directora del programa de la niñez del Ministerio de Salud Pública (MSP), Alicia Fernández, dieron positivo a la prueba de coronavirus.

LA META SIGUE SIENDO 200

(RADIO SARANDÍ)
El matemático Fernando Paganini, coordinador del Área de Datos del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), dijo que si la curva se mantiene “meseteada” como está hasta ahora y se logra comenzar a vacunar, en pocos meses se podrían ver efectos positivos en la población. De todos modos, reconoció que es difícil hacer proyecciones ya que “cuando se mesetea se genera incertidumbre”.
Es posible que febrero termine con los casos en el nivel actual, que es más bajo al alcanzado en el pico, dijo Paganini, pero también es posible que en marzo, cuando se retome la actividad normal, puedan volver a subir. “Vamos a ver si carnaval no trae algún coletazo”, agregó.
“Podemos decir que tuvimos una primera ola y pasó el pico. Pero eso no quiere decir que bajemos de nuevo a los niveles que tuvimos”, explicó el integrante del GACH, y recordó que la meta es volver a menos de 200 casos diarios y aún no se pudo llegar a eso.
Los datos dicen que hubo menor contacto que en diciembre y que bajaron los casos. Pero en qué medida eso pasó porque la gente tomó conciencia o porque no estaban yendo a trabajar, no se puede determinar desde su área de trabajo, indicó el matemático.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*