Caminería: “si rompemos lo tenemos que arreglar nosotros, y lo estamos haciendo”, dicen forestales

Francisco Bonino.
 

La Sociedad de Productores Forestales (SPF) expresa compartir “la preocupación por la situación en la caminería rural”. No obstante, observa desde la Intendencia de Paysandú una “postura arbitraria hacia el sector forestal con respecto al uso de ésta”. Entiende que este tema “involucra a todas las producciones sin distinción” y, por tanto “requiere de soluciones que cubran las necesidades de todos”. En diálogo con EL TELEGRAFO, el vicepresidente de la institución, Francisco Bonino, reafirmó la postura de la SPF de “colaborar” en “solucionar esta situación que estamos viviendo todos los productores del país con el tema de las lluvias, porque no es un problema que atañe solo a Paysandú: la producción tiene que salir de los campos y no estamos teniendo condiciones a nivel nacional”. Además, se refirió al planteo de la institución, más allá de este momento de crisis, de una solución de largo plazo que deberá pasar por un plan a nivel nacional de caminería rural acorde con el crecimiento que han tenido los sectores de producción en los últimos 20 años.

“La visión de la Sociedad de Productores Forestales es que cuando pasan este tipo de problemas, tenemos que tratar de solucionarlos entre todos, poniendo dedicación, pienso y esfuerzo para levantarnos”, puntualizó.

Convenio con la Intendencia

Recordó, a la vez, que en 2023 “las empresas que operan en el departamento bajo un marco que establecimos con la Sociedad de Productores Forestales y la Intendencia, firmaron un convenio para reparar caminería”.

Entre otros aspectos, abarca la coordinación, a través de un grupo de WhatsApp en el que “se informa a la Intendencia dónde se va a estar cargando, en qué tramos, en qué lugares va a haber operativa forestal”, para disponer de esa información “de primera mano”, detalló. Por otro lado, “las empresas informaron cuál es su plan de carga para los próximos años para que la Intendencia sepa qué vías son las que se necesitan usar y en ese plan se estableció si la Intendencia estaba de acuerdo con los caminos que se pensaban usar, y finalmente para esos caminos se acordó que las empresas las iban a reparar y mantener”, dependiendo “de cada situación porque no son todos los caminos iguales durante el período que lo estén usando”. “Y esto se viene cumpliendo”, aseguró, explicando que “hubo inversiones muy importantes durante el año pasado y parte de este año en esos caminos que se están usando”.

Solo usan el 15% de los caminos

También consideró oportuno destacar, como lo establece el comunicado de la SPF, que “las empresas no usan toda la caminería del departamento, que son más de 2.500 km, usan menos del 15%, en esos tramos identificados, informados y acordados con la Intendencia”. “El acuerdo por supuesto que especifica que en condiciones de lluvia no se mueven camiones”, afirmó al ser consultado sobre el particular, al tiempo que aclaró que “puede haberse dado alguna situación excepcional como ha pasado con otros rubros. Cuando se está haciendo una carga forestal en un predio”, al momento de planificarse no llueve, “pero puede pasar que empiece a llover en el proceso de la carga y que tengan que suspender como así se hizo”.

No obstante, “cuando usted suspende una carga, donde hay 20 camiones, de repente le quedaron 10 por cargar, 1 o 2 cargados, ese uno en la mitad y tiene que resolver esa situación porque no puede dejar el camión donde estaba. Entonces, por ahí algunos de los videos que circularon por ejemplo mostraban un camión cargado saliendo y 3 camiones vacíos atrás que venían porque se cortó la carga y se fueron”, graficó.

“Hemos sido respetuosos”

En este sentido, enfatizó que “nosotros estamos de acuerdo con que no hay que operar en condiciones de lluvias, hemos sido respetuosos de eso, porque además los lugares donde estamos operando si los rompemos los tenemos que arreglar nosotros de acuerdo al convenio y lo estamos haciendo”.
“De hecho en todos estos lugares que han estado en conversación, hay todo un equipo en máquinas contratadas por las empresas para reparar”, resaltó.

“Como en todos los sectores, hay límites”

Como se anunciara oportunamente, en el departamento se permitió la excepcionalidad para la salida de la producción de los sectores de lechería y granos, usando la caminería rural en los tres días posteriores a las lluvias, y no así para el forestal. Desde la SPF se plantea que en esta iniciativa se ha manejado “a la madera como un sector que no tiene problema en esperar, y eso tampoco es tan así”, observó el entrevistado.

“Como todos los sectores hay límites”, afirmó. “Entendemos que la leche tiene otro nivel de caducidad por el alimento que es, puede pasar algo similar con los granos, pero en realidad uno cuando tiene una planta tiene un límite, llega un momento que la tiene que alimentar porque si no se para”, advirtió.
“Nosotros la visión que tenemos es que la solución a esto hay que buscarla entre todos, y hay que buscar cosas que integren los aportes de los distintos sectores”, insistió.

Solución a largo plazo 

“Ahora estamos en una crisis”, pero para la SPF “la solución de largo plazo va más allá de las intendencias. A nivel nacional hay que hacer un plan enfocado a la caminería rural porque la producción del agro uruguayo ha crecido varias veces en los últimos 20 años en volumen y ese aumento no tiene concomitante estructura en lo que es caminería rural”, observó.

“En este período se hicieron muchas inversiones en ruta, pero en la caminería rural hay que armar un plan diferente que tiene que involucrar al Congreso de Intendentes, la OPP y en esa línea creemos que hay que buscar algo con algunos caminos que no van a poder ser de tosca de repente, porque para condiciones como éstas van a tener que tener una condición diferente”, apuntó.

Finalmente, remarcó que “desde la SPF estamos para colaborar, estamos igual de preocupados que la población y que la Intendencia en este tema, y la intención es construir”.

COMUNICADO DE LA SPF

“Desde la Sociedad de Productores Forestales compartimos la preocupación por la situación en la caminería rural que llevó al gobierno a decretar la emergencia nacional vial. Lamentablemente, en los últimos días hemos visto cómo desde la Intendencia de Paysandú se ha manifestado una postura arbitraria hacia el sector forestal con respecto al uso de ésta. La situación de la caminería y las rutas nacionales es un tema que involucra a todas las producciones sin distinción y requiere de soluciones que cubran las necesidades de todos”, comienza el texto difundido por la SPF. Alude al marco de trabajo conjunto acordado en 2023 entre las empresas socias de la SPF que operan en Paysandú y la Intendencia, para “mejorar la coordinación y seguimiento de la actividad del transporte forestal” y “las actividades de mantenimiento que las empresas ya realizan sobre la caminería rural”. También los convenios específicos “para mejoras en algunos tramos particulares” con la inversión asociada de las empresas forestales. “Hasta la fecha, los compromisos asumidos por las empresas forestales se han cumplido”, asegura.

Entienden que “la posible aplicación de una normativa restrictiva sin criterios claros y que aplicara a un único sector productivo no resolvería los problemas estructurales y perjudicaría a un sector pujante que genera miles de fuentes de trabajo permanentes, invierte montos muy importantes en caminería y es un aporte decisivo en la economía del país”.

“Esperamos que el gobierno departamental dimensione el impacto que puede sufrir la cadena productiva agroforestal con esta normativa”, observa, para cerrar manifestando su confianza “en el diálogo y en la búsqueda de soluciones que generen previsibilidad para todos y se continue trabajando en conjunto para el desarrollo del departamento y su gente”.