Bauzá y el derecho de imagen: “No nos vamos a meter”

Sebastián Bauzá bailó con todas las feas como presidente de la AUF. Tuvo, lógicamente, unas cuantas alegrías, como el liderar políticamente al fútbol uruguayo en su renacer en el Mundial de Sudáfrica 2010. Después, los sinsabores fueron varios, hasta que se cansó de las presiones que llegaron de todos lados, incluso del gobierno.
Y salió airoso del FIFAgate, en el que quisieron meterlo a prepo, y le escapó gracias a la honestidad, como quedó demostrado.
Pero si hay un tema con el que no debió lidiar, es el del derecho de imagen, que tanto ha dado y dará que hablar. Y el actual secretario nacional del Deporte dejó en claro que, pese a que las autoridades anteriores elevaron un proyecto de ley, no habrá ingerencia en el tema por parte de la Secretaría. “En mi época los jugadores lo estaban planteando, pero había otra representación a nivel de la Mutual Uruguaya de Futbolistas, que tenía un convenio con la empresa que tiene los derechos de televisación. La empresa le daba dinero, y la Mutual se manejaba con los futbolistas”, recordó al ser consultado por EL TELEGRAFO sobre el tema.
Bauzá reconoce que “hoy el mundo cambió”, y que se reclama “no solo el derecho de imagen de los jugadores sino de los entrenadores, árbitros”, pero si bien “sabemos que se presentó un proyecto de ley que no se trató en el Parlamento, la visión que tenemos nosotros es que las relaciones con privados se tiene que regular entre los privados”.
El secretario nacional del Deporte dejó en claro que la Secretaría no seguirá liderando aquel proyecto de ley presentado por las autoridades anteriores lideradas por Fernando Cáceres.
“Acá hay una empresa que tiene los derechos de televisación, hay personas que de alguna manera están prestando su derecho de imagen, así que se tendrán que sentar en una mesa y ver qué porcentaje puede llegarle a cada uno de ellos, para después regular qué plata puede cobrar cada uno”, aclaró.
Y repitió que “pensamos que tiene que haber un relacionamiento entre privados”, así como si bien no se impulsará aquel proyecto de ley, “vamos a ayudar a que se lleven adelante las negociaciones”. Eso sí: “no nos vamos a meter”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*