López comenzó a trabajar en el ambicioso proyecto

Si hay que definir a Pablo López con una palabra, no cabe duda que la primera que viene a la cabeza es pasión.
Iba y venía. Charlaba con uno, con otro. Y destilaba pasión a la hora de trabajar con los 106 basquetbolistas de ambos géneros que, elegidos por los técnicos de los clubes locales, pusieron en marcha el ambicioso proyecto de formativas del básquetbol sanducero que lidera el exentrenador de Paysandú BBC, Malvín y selección uruguaya, entre otros.
El tipo contagió desde el primer minuto. A la mañana, en el Estadio Cerrado, trabajó con los primeros grupos de manera intensa, ordenando una serie de instancias que le sirvieron para ir evaluando.
A la tarde se llevó a cabo el segundo turno de la jornada inaugural del proyecto que propone la Liga de Básquetbol y la Intendencia.
Antes, se tomó su tiempo para hablar con quienes considera fundamentales en esta idea: los entrenadores del medio. López habló, preguntó e intercambió opiniones con respecto a lo visto en el primer turno y a lo que se podía pedir en la segunda sesión.
“Me gusta porque es bastante inquieto, igual que yo”, dijo el intendente Nicolás Olivera, haciendo referencia a López, que iba de un lado a otro con paso rápido.
“Después tenemos que hablar con las escuelas, para que nos avisen si tienen chicos altos, así los vamos a visitar y les proponemos si no quieren jugar al básquetbol”, fue una de las tantas ideas que tiró López mientras charlaba con Olivera, el director de Deportes Guillermo Arias, y el presidente de la Liga de Básquetbol, Andrés Piaggio.
Pero más allá de todo, de la expectativa y del enorme objetivo de fondo que no es otra cosa que desarrollar la disciplina de manera integral y, formando profesionales a futuro, aspirar a que el básquetbol sanducero sea referente en nuestro país.
Igual, López tiene en claro que hay que ir despacio, y cumpliendo objetivos cortos.
“Queremos más chicos en los clubes, mejor fundamentados y con más ganas de jugar al básquetbol”. Esa es su mirada, su objetivo principal.
“Hay mucho para hacer y lo haremos con gusto. La idea es tratar de llevar el básquetbol a todos los lugares y que la mayor cantidad de niños quieran ser basquetbolistas”, dijo mientras ingresaban al Estadio Cerrado los jugadores de las categorías U13, 15 y 17 para iniciar un nuevo turno.
López confió que “en un segundo paso queremos llevar entrenadores a todos los lugares y hacer reuniones periódicas de entrenamientos de básquetbol, para luego tener una mínima competencia”.
Esa mínima competencia será más adelante, si todo marcha como se espera, el roce con el básquetbol capitalino.
El primer día de actividad fue contagioso. “El entusiasmo de los chicos es fantástico, tienen muchísimas ganas de aprender y ponen todo el esfuerzo, así que ahora está en nuestras manos canalizarlo de manera correcta”, dijo.
Y dejó en claro que “el Interior es muy heterogéneo, pero lo que hay acá es mucho talento que tenemos que ayudar a desarrollar, y para eso necesitamos priorizar una forma de trabajo. Basquetbolísticamente esta zona es importante, ojalá desde acá podamos empujar para sacar más jugadores de rendimiento”.
Hoy se vivirá el segundo día de trabajo y se cerrará la semana, otra vez en doble turno. Después López, junto a los coordinadores Soria y La Nasa, irá analizando la tarea realizada para encarar la próxima semana nuevamente en dos días intensos. Los jugadores respondieron de manera ideal. López los contagió a todos, y la presencia del entrenador es clave, más allá de sus conocimientos: es un claro referente. Y eso pesa para bien, sin dudas.
El intendente tiene la misma mirada. Primero, dejó en claro que “estamos entusiasmados”, porque “al comenzar a hablar de todo esto con Andrés (Piaggio), a todos los sanduceros nos remonta a otra época, mucho más reciente, pero de esplendor”, haciendo alusión a la experiencia del Paysandú BBC.
“Si bien somos mucho más cautos en cuanto a esta expectativa, vamos a transitar un camino en el que, primero, nos vamos a preocupar por incorporar gurises al deporte, especialmente al básquetbol. Y cuando viene de la mano de dos instituciones sólidas como la Liga y la Intendencia, y de la cara profesional de alguien que signfiica tanto para el básquetbol a nivel nacional, esto entusiasma más a la gurisada”.
“Hay que buscar talento. Hay gente que es talentosa sin saberlo y hoy tiene una luz por donde colarse, de la mano de un gran profesional”, agregó, para confirmar que la comuna aportará profesionales para hacer una atención integral, más allá de logísica y temas vinculados al transporte.
Andrés Piaggio también tiene en claro que este proyecto es a largo plazo y que, como sucede en nuestro país y especialmente en el deporte, habrá que tener espalda ancha para continuarlo.
“Nosotros apostamos a trabajar fuerte en formativas con jugadores de todos los equipos, que es importante porque todo lo que recojan tienen que llevarlo a los clubes para mejorar el básquetbol de Paysandú”, dijo.
Y asumió que “si no somos ansiosos, estamos tranquilos, y sabemos esperar, los frutos se van a ver en los próximos tiempos”.
En ese sentido, Piaggio remarcó que “uno de los enemigos es el exitismo y la ansiedad. Como neutrales tenemos que aguantar uno o dos años, sabiendo que vamos a tener muchas presiones porque de repente no se van a ver frutos deportivos rápidamente como todo el mundo aspira. Pero si logramos transitar este camino, en un par de años vamos a ver cosas muy interesantes”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*