El retorno a la presencialidad en las 39 escuelas rurales fue “muy bueno”

La maestra directora Nelsy Rocha le da la bienvenida a los niños.

Treinta y nueve fueron las escuelas rurales del departamento que retomaron la presencialidad en la jornada de ayer, con una muy buena concurrencia según se informó. En total, fueron 372 los niños que volvieron a las aulas, según el informe de Inspección de Primaria.

“La concurrencia fue muy buena, hay varias escuelas con el 100 por ciento de asistencia”, celebró el inspector Juan Correa. Una sola escuela tuvo una baja asistencia, pero se dio por motivo de la celebración de la Semana Santa de la Colonia Rusa, por lo que no alarmó a las autoridades.

“Hay casos puntuales en que algunas familias expresaron el miedo a trasladarse en ómnibus, pero eso lo vamos a trabajar con los inspectores, porque en esta instancia la asistencia a la enseñanza es obligatoria”, remarcó Correa.

Ahora, las autoridades de la enseñanza trabajan para lograr el 100 por ciento de asistencia en los 39 centros educativos y a su vez para preparar el retorno en las clases de Inicial y en el resto de las escuelas rurales la próxima semana.

ANSIEDAD POR VOLVER

La Escuela 45 San Francisco retornó con un 90 por ciento de sus alumnos a las aulas, con la clásica emoción que mostraron los niños. Algunos llegaron en bicicleta, otros en moto, pero todos con la sonrisa de reencontrarse con su maestra directora Nelsy Rocha y con el resto de sus compañeros que, hasta el momento, solamente podían ver en una pantalla.

Este centro educativo cuenta con clases desde Inicial 3 hasta 5º año, pero en la víspera concurrieron niños desde Inicial 5 hasta los más grandes, de 5º grado. “Teníamos ansiedad por el retorno de ambos lados, tanto los niños como yo”, señaló la docente a EL TELEGRAFO.

“Cumplimos el protocolo, las familias no ingresaron al local escolar y la jornada transcurrió con total normalidad”, remarcó Rocha, quien además señaló que se brindó el servicio de comedor, se trabajó en actividades al aire libre, así como también dentro del local, siempre cuidando los espacios. Los estudiantes concurrieron en su horario normal a las aulas, es decir, de 10 a 15.

Solamente dos familias no concurrieron al centro educativo, con previo aviso de que habían estado en contacto con un caso positivo de COVID-19, por lo que por precaución decidieron no enviar a sus niños a la escuela. Igualmente, estos estudiantes continuarán trabajando desde la virtualidad hasta que puedan volver a las aulas.

Durante la virtualidad, la conexión de los niños que concurren a la Escuela 45 fue muy buena, solamente dos de los 15 estudiantes no se conectaron pero “el resto fue muy bueno”, destacó la docente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*