Rurales

INIA difundió información sobre el coronavirus

El Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) difundió información general y también dirigida a la interna de la institución. Señala que el coronavirus (Covid-19) se transmite “principalmente por las gotas respiratorias de más de 5 micras, procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose, estornuda o exhala, además del contacto directo con las secreciones infectadas, o sea, si se tocan objetos o superficies contaminadas y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. También podrían transmitirse por aerosoles en procedimientos terapéuticos que los produzcan”.
Los síntomas que sufre la persona enferma y que se deben observar son “fiebre, cansancio y tos seca; dolores articulares y musculares generalizados (artromialgias), congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta, estornudos y diarrea; y dificultad respiratoria”.
En cuanto a las medidas preventivas, cita “adecuada higiene de manos con jabón; adecuada higiene respiratoria; mantener distancia de 2-3 metros de los casos sospechosos; no compartir utensilios, vasos, mate; no dar la mano ni besos; y no está recomendado el uso de máscara respiratoria en personas asintomáticas”.
Los colaboradores de INIA que llegan de cumplir funciones en representación de la Institución desde países con transmisión elevada del Covid-19 que a la fecha son China, Corea del Sur, Japón, Italia, Francia, Alemania, España, Irán, Estados Unidos, Canadá y Singapur, “deberán realizar tareas laborales desde sus domicilios por 14 días al retorno al país, teniendo reportes de tareas con supervisor o jefe de proyecto”.
Asimismo se solicita “suspender los viajes por pasantías o congresos a los países antes mencionados hasta dentro de 60 días”.
También se exhorta “a los colaboradores a no realizar viajes personales a los países mencionados hasta dentro de 60 días y, en caso de optar por realizar el viaje, deberá notificarlo antes y después de concretarlo al área de Salud y Seguridad Ocupacional, y la Institución le indicará cómo proceder antes de que se reintegre a su lugar de trabajo”.
Destaca que si hay “síntomas respiratorios acompañados o no de fiebre”, los trabajadores deberían consultar el servicio médico “que dispongan a domicilio, antes de concurrir a trabajar”.
“Con respecto a visitantes extranjeros que lleguen a las estaciones experimentales debemos replicar la presente información y el cumplimiento de las medidas de higiene a adoptar. Otorgar alcohol en gel a cada uno y si provinieran de los países mencionados, recoordinar visita por lo menos hasta dentro de 60 días”, señala.
Además “cualquier visitante extranjero a nuestra institución que, por la duración y el motivo de estadía, esté expuesto a riesgos de salud deberá de contar con seguro de salud, siendo la cobertura mínima 50.000 dólares americanos”. > Leer más

Opinión

La economía uruguaya y el coronavirus

El expresidente argentino Faustino Sarmiento formuló, en cierta ocasión, una de las frases que definió claramente la realidad de las guerras entre unitarios y federales que asolaban el territorio argentino: “la lucha parecía política y era social”. Detrás de estas palabras, que han sobrevivido por más de un siglo, se encuentra la verdadera dicotomía de ese enfrentamiento fraticida: más de allá de divisas, se trataba de una pugna entre dos formas de concebir al mundo y de proyectar su futuro.
Parafraseando a Sarmiento, podría decirse que la crisis planteada a nivel global por el coronavirus (COVID-19) no es sólo sanitaria, sino que además posee un fuerte contenido económico. Las devastadoras consecuencias económicas causadas por esta pandemia pueden ser apreciadas en distintos países, hecho que resulta especialmente agravado por la interdependencia de las economías nacionales y los conglomerados industriales y financieros, así como por el tráfico de personas a lo largo y ancho del planeta. las autoridades públicas de diversos países anunciaron en los últimos días distintos planes para inyectar fondos en la economía del país y tratar de paliar la difícil situación prevista para las próximas semanas. En el Reino Unido, por ejemplo, el Ministro de Economía del Gobierno, Rishi Sunak, anunció el pasado miércoles ante la Cámara de los Comunes diversas medidas para hacer frente a la crisis del coronavirus. El estímulo fiscal está valorado en 40.000 millones de dólares. A modo de ejemplo, y de acuerdo con lo informado por diario español EL PAIS, “se suspenderá el Impuesto sobre Bienes Inmuebles no Comerciales que actualmente pagan miles de negocios, sobre todo los relacionados con el ocio y el entretenimiento (tiendas, cines, restaurantes o bares)” y se pondrá en marcha un sistema de préstamos por 1.680 millones de dólares para las pequeñas y medianas empresas, con los que podrán cubrir hasta un 80% de sus pérdidas. Un plan de similares objetivos fue anunciado dos días después por el Primer Ministro de España, Pedro Sánchez, para apoyar la actividad de las pequeñas y medianas empresas. La ayuda en el caso español asciende a 16.000 millones de dólares e incluyen, entre otras medidas, una moratoria de seis meses para el pago de impuestos a PYMES, así como líneas de crédito especiales y bonificaciones en el pago de obligaciones relacionadas con la seguridad social.
En Uruguay, el coronavirus y su crisis económica han tardado un poco más, pero lamentablemente también han llegado. Durante una entrevista publicada el pasado viernes en el semanario “Crónicas” el Economista Gabriel Oddone deja en claro la gravedad de los efectos que ese fenómeno sanitario puede tener para Uruguay. Si bien el mencionado profesional puntualizó “que todavía es muy prematuro para dar una respuesta fundada y sólida” sobre las consecuencias del coronavirus, señaló que “estamos -como decía un representante de la OMS- navegando por aguas desconocidas en terreno sanitario, y creo que en terreno económico es exactamente igual. Este es un típico fenómeno con un shock de demanda, por un lado, y por otro de oferta. El shock de demanda es bastante fácil de percibir, con afectaciones de actividades concretas -de esparcimiento, turismo-, que afectan el consumo en general, porque la gente se retrae. Pero al mismo tiempo tenés un shock de oferta, por eventos de cuarentena, cierres de regiones, o inmovilizaciones de países, lo cual es un hecho inobservable para la economía globalizada, y por lo tanto, cuyas consecuencias son difíciles de describir. Además, provoca cierre de fábricas, de industrias, y por lo tanto rupturas de cadenas de suministros. Por lo tanto, con potenciales efectos primero sobre la liquidez, sobre el cobro, y segundo sobre la propia solvencia de las compañías”. En cuanto a una eventual recesión global, Oddone destacó que seguramente se producirá “una corrección del nivel de actividad de entre 0,5 y 1,5 puntos a nivel global. 0,5 no es una recesión global, pero un punto y medio es cercano. Ese rango es muy alto para la economía global, hay que esperar para ver. Seguramente el primer semestre del año va a ser muy duro”. Como es de conocimiento público, el aumento del tipo de cambio del peso uruguayo en relación con el dólar estadounidense es un factor que si bien beneficia a los sectores exportadores, arroja una lógica incertidumbre en la población en general, la cual generalmente se encuentra “descalzada” como se dice en la jerga financiera, ya que sus ingresos son en moneda nacional pero muchas de sus deudas a corto o mediano plazo (desde una cafetera a un inmueble) fueron contraídas en la moneda de los Estados Unidos. Sobre la apreciación del dólar, Oddone menciona que “lo que está ocurriendo en Uruguay está ocurriendo en la región. Quien crea que lo que está ocurriendo es un factor idiosincrático uruguayo o un fenómeno estrictamente uruguayo, o de acciones del gobierno, o tiene mala intención o no entiende absolutamente nada. No hay otra opción. Nos movimos similarmente a Brasil, similarmente a Colombia, a Perú. El fenómeno de depreciación intensa de la moneda tuvo lugar como consecuencia del fortalecimiento de las monedas fuertes -en particular el dólar- frente a los países emergentes y en particular frente a Uruguay. No tiene nada que ver la voluntad del gobierno ni las acciones del BCU, que ha estado interviniendo para evitar una depreciación mayor”. De los ejemplos internacionales antes mencionados queda claro que los Estados deberán hacer grandes esfuerzos económicos para enfrentar la crisis del coronavirus, lo cual resulta especialmente exigente y doloroso para las finanzas públicas uruguayas luego de la “década perdida” en cual la bonanza económica internacional y los ingresos por el alto precio de las materias primas fueron desaprovechados por una pésima gestión que malgastó el dinero de todos los ciudadanos sin contar el colchón o el short de baño comprado por Raúl Sendic con su tarjeta corporativa, el avión privado del ex presidente Tabaré Vázquez, la Caja de Pandora de las finanzas de ANCAP o los miles de contrato de arrendamiento de servicios para darle una oportunidad laboral a los militantes frenteamplistas o a los familiares de jerarcas, como sucedió con el yerno de la ex Ministra Marina Arismendi o la esposa del Ministro Danilo Astori. Terminada la fiesta fiscal del Frente Amplio, el panorama de las arcas públicas es preocupante ya que, como lo señala el propio Oddone, “Uruguay tiene una situación fiscal frágil en un escenario en el cual su sector privado se va por lo menos a contraer durante una primera parte del año, y por tanto sería deseable que la inversión pública tuviera un protagonismo mayor. El problema es que, como nos encuentra en un escenario fiscal frágil, eso está muy limitado o está imposibilitado”.
Ante un panorama tan como el actual, la pregunta que debe formularse es en qué forma, por qué montos y en qué plazos el Estado uruguayo tomará medidas para proteger las fuentes de empleo y la viabilidad de las empresas que las generan (especialmente las PYMES), de forma tal que se pueda transitar la crisis económica desatada por el coronavirus sin costo social, humano ni productivo. Es importante que el actual gobierno y la actual oposición (responsable del déficit fiscal que dificulta poder sobrellevar esta crisis de la mejor manera) trabajen en forma conjunta por el bien del país, teniendo en cuenta las peculiaridades de cada sector de cada sector de actividad y sus períodos zafrales o de producción, porque de nada sirve una ayuda que llegue tarde, mal o nunca. > Leer más

Deportes

San José paralizó el fútbol, Salto no entrena

Tras el anuncio del gobierno nacional sobre el alcance de la emergencia sanitaria, la Liga Mayor de San José definió ayer suspender toda actividad futbolística pero también los entrenamientos, tanto de selecciones como de clubes.
El comunicado enviado por la Liga indica que se decidió “suspender todos los entrenamientos y actividades de todas las categorías de fútbol femenino y masculino, incluyendo selecciones mayores y Sub 17, hasta nuevo aviso”, con el objetivo de “ayudar a reducir el riesgo de propagación de infecciones (…) en el marco de las orientaciones generales de las autoridades sanitarias del país”.
En Salto, en tanto, la Liga decidió que las selecciones no entrenen hasta nuevo aviso.
Paysandú, en tanto, definirá hoy las medidas a tomar, más allá de que parece claro que lo que tiene que ver a la Copa Nacional de Selecciones entrará en un paréntesis hasta nuevo aviso.
Por estos lados la Liga decidió no comenzar la temporada de los Sub 15 y de la Divisional C, pero hoy tomará una decisión sobre si se suspenden los entrenamientos de las selecciones. El presidente Nelson Manzor apuntó que “posiblemente haya que suspender”, porque “no se podría continuar” entrenando “por un tema de contagio y no se puede arriesgar”, anunciando posteriormente que hoy se tomará una determinación al respecto, que parece será la lógica, y es que los combinados no entrenen hasta nuevo aviso. > Leer más

Deportes

La SND confirmó la cancelación de todo espectáculo deportivo

La Secretaría Nacional del Deporte anunció oficialmente que fueron suspendidas todos los espectáculos deportivos, luego de que el gobierno anunciara que se declaraba el estado de emergencia sanitaria en virtud de la detección de casos de coronavirus.
“A partir de la fecha y hasta nuevo aviso queda suspendida la realización de todo espectáculo deportivo en territorio nacional, sea éste desarrollado en espacios públicos o privados, y tratándose de toda disciplina profesional o amateur que involucre a cualquier federación o club deportivo”, señala el comunicado firmado por el secretario nacional del Deporte, Sebastián Bauzá.
Y se agrega: “En cuanto a la práctica del deporte de forma individual o colectiva que no implique asistencia de público queda librado a la decisión y responsabilidad de la respectiva institución deportiva o Federación”.

SE FUERON SUMANDO SUSPENSIONES

La Federación Uruguaya de Remo confirmó a sus asociados a última hora del viernes la postergación del inicio de la temporada, prevista para hoy. “Siguiendo los principios de seguridad e igualdad que guían al remo, el Consejo Directivo y la Comisión de Regatas decidieron dejar en suspenso la primera fecha del Circuito Nacional que tendría como sede el CCP en El Pinar, y aguardar futuras decisiones del gobierno y poner a estudio el calendario de regatas del año 2020”, reza la comunicación.
La Federación Uruguaya de Natación, en tanto, tenía previsto disputar este fin de semana el Meeting Day en Maldonado, del que serían parte varios nadadores sanduceros, pero ayer anunció su postergación.
“La FUN acompañando las medidas anunciadas por las autoridades nacionales sanitarias, cumpliendo la postura de la Secretaría Nacional de Deportes de solicitar la suspensión de eventos deportivos públicos, comunica la cancelación de las actividades previstas hasta nuevo aviso”, remarcó la misiva subida a las redes sociales.
De igual manera, comunicó que sigue vigente la realización del Panamericano y Sudamericano Master que se desarrollará en junio en Medellín, aunque habrá que estar a la expectativa para conocer si sigue la decisión. > Leer más

Rurales

El secretario de Apuinia sostiene que INIA “debe reconstruirse porque está lesionada”

En el marco de las irregularidades del doctor José Luis Repetto como presidente y evidenciadas por la Jutep a través de un duro informe, el secretario de la Asociación de Profesionales Universitarios del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (Apuinia) doctor Gonzalo Martínez, dijo que el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), debe “reconstruirse” como institución porque “claramente está lesionada en la interna”.
Martínez repasó a TodoElCampo los hechos más importantes del conflicto que dicha Asociación mantiene con el presidente de INIA, doctor José Luis Respetto y que lleva más de dos años. Ahora “termina ratificando de forma definitiva las denuncias planteadas”, dijo.
El profesional recordó que “se vieron irregularidades en la forma de gestión del presidente del INIA doctor Repetto, que a nuestro entender se apartaban de la ética y del buen comportamiento en la función pública”.
Relató que en 2018 “se comenzó a recabar información y en octubre de ese año, en una asamblea de quórum muy alto los profesionales, le retiraron la confianza a Repetto, comenzando una serie de gestiones en base a la normativa de la función pública”.
“El 15 de noviembre Apuinia se reúne con el ministro del momento, ingeniero agrónomo Enzo Benech, con el fin de informarle sobre lo que estaba pasando, y el 21 de ese mes se entregó al ministro una denuncia por escrito, obteniendo una respuesta el 27 de diciembre con un informe que entregó la Junta Directiva de INIA negando o relativizando lo que habíamos elevado”, dijo Martínez.
Agregó que el 10 de enero “se entregaron los descargos sobre las actuaciones de la Junta, pero como no se avanzó en la denuncia, el 21 de marzo de 2019 se decidió entregar la misma en la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep)”.
Con eso se agravó el conflicto, dijo el doctor Martínez y “el 29 de marzo recibimos una carta del presidente denunciando un convenio salarial que teníamos con los investigadores, lo que llevó a que el 21 de abril hiciéramos el primer paro nacional de los investigadores de INIA. Fue el primer paro en la historia de INIA”, aclaró.
“Paralelamente el ministro Benech pidió a la Auditoría Interna de la Nación un informe, el cual fue entregado en diciembre del 2019 y que ratificaba buena parte de lo que nosotros decíamos, como que había procedimientos que evidenciaban poca transparencia y conflicto de intereses”.
Por último, el 5 de marzo, la Jutep verifica que el presidente “violó principios de probidad, de imparcialidad, de legalidad, interés público, implicancia, transparencia, prohibiciones de intervenir por razones de parentesco y además incumplió con la obligación de realizar una declaración jurada de implicancia, que era lo que le correspondía”.
Martínez subrayó que el informe de la Jutep “va más allá de nuestra denuncia porque también adjudica responsabilidad a la Junta Directiva, y aclaró que la Junta está formada por el Ministerio pero también por las gremiales, por lo cual mantuvimos una serie de conversaciones buscando resolver el conflicto.
La Asociación Rural del Uruguay, que es una de las gremiales, se retiró de la Junta”.
Ahora se plantea un nuevo escenario porque al estar cuestionada la Junta “entendemos que habrá que hacer una revisión de muchas resoluciones que se han dado en este período”, dijo.
“Lo que estamos haciendo es contactar a las autoridades entrantes y ponernos a disposición para reconstruir la institución después de este período, porque claramente el INIA está lesionado en la interna”, finalizó. > Leer más

Deportes

El deporte “tiene que tomar conciencia”

“Las infecciones van a llegar, vamos a tener más casos de personas con coronavirus, pero el tema es tratarse en el momento justo y aislar a las personas infectadas”, dijo a EL TELEGRAFO el médico deportólogo Jorge Pinazzo, quien recomendó que los clubes deportivos paralicen los entrenamientos durante un par de semanas.
“Estamos en un momento en el que esto se puede haber desbordado, estar sin control en base a que los primeros casos que se conocieron tuvieron contacto con otras personas. Podría decirse que se pasó a una segunda fase del proceso epidemiológico”, indicó el médico de la selección Sub 17 de fútbol de Paysandú.
Pensando justamente en el ámbito deportivo, que no es diferente al resto, “la mejor medida que se puede tomar en este momento es tomarse un tiempo prudente de 15 días y evitar lo que son las competencias, los entrenamientos al aire libre y con más razón en un ámbito cerrado, y seguir a rajatabla las medidas del Ministerio de Salud Pública, porque estamos en un momento clave”.
“Si tenemos buena contención, en lo deportivo podemos evitar que aparezcan más casos con coronavirus. Los vamos a tener, pero hay que minimizar la situación. Los clubes en todos los deportes tienen que tomar conciencia y evitar durante unos 15 días los entrenamientos, hasta ver cómo quedamos parados”, agregó. Y tiró: “Se va a perder mucha cosa, mucho entrenamiento, pero esto te puede enfermar y puede matar a tus familiares más susceptibles”. Por último, Pinazzo recomendó “el lavado frecuente de manos que es fundamental, alcohol en gel y con eso eliminamos el virus. Nos tenemos que cubrir con el pleguie del codo o con papel al estornudar, evitar el contacto cercano con gente que tiene tos o resfríos. Evitar compartir artículos personales como mate, tenedores y demás, y siempre tener un ambiente ventilado”. > Leer más

Rurales

“Animales que necesitan comer menos para producir más, es el paso adelante en la investigación del INIA”

En la Unidad Experimental “La Magnolia” del INIA Tacuarembó, el ingeniero agrónomo Ignacio De Barbieri y todo un equipo, continúan trabajando en aspectos de la investigación ovina, “procurando dar a conocer que hay animales que necesitan comer menos para producir más”, adelantó a EL TELEGRAFO el ingeniero agrónomo Fabio Montossi.
El director del programa de Carne y Lana del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), que participó el pasado viernes de la 19ª jornada del Día del Merino en el predio de la Exposición Feria de Paysandú, sostuvo que “estamos en una situación ideal, ya que tenemos un producto que permite tomar decisiones a los que quieran adoptarlas, distintas unos de otros, que le permite al que quiera ir hacia una orientación o hacia otra tenga la genética para hacerlo”.
Entiende que las herramientas tecnológicas para tomar las decisiones económicas “y para decir en donde me gustaría estar dentro de 10 años, hoy están. Hay algunos elementos nuevos que le estamos agregando, por eso la investigación tiene que ir adelante”, dijo.
“No en mucho tiempo, uno podrá elegir el carnero por la cantidad de consumo de pasto que tenga, y la capacidad de producir lana o carne, y es un día a la noche desde el punto de vista de sistemas de producción. Porque 50 o 60% del costo de producir, es la alimentación”, subrayó.
Además, explicó que “pensando en ese consumidor que está buscando algo distinto, también se tiene en cuenta los temas ambientales, y lo concerniente al cambio climático. Se procura estudiar la contribución de los animales al cambio climático a través del metano”. Y aclaró que “aquellos animales que son más eficientes en convertir el alimento en producto, también producen menos gases de efecto invernadero”.
Para Montossi “queda también un espacio muy interesante, de agregarle valor al producto, en el arreglo de los negocios que se vienen para adelante a través de la certificación de sistemas de producción sostenibles, de la manera que se produce esa lana, y Uruguay está en un lugar privilegiado para hacer eso: no tenemos nieve ni desierto, no tenemos siniestros volcánicos. Aspectos que nos dan un valor diferencial, que hay que capitalizarlo, pero hay que envasar ese producto, certificarlo y que tenga una base científica robusta”.
CON LOS PRODUCTORES
Fabio Montossi manifestó que “el Día del Merino fue hecho con los productores, y no solo en la participación, sino también entrar en el proceso de toma de decisiones, y hace 20 años que las vienen llevando a cabo”.
Expresó que los investigadores “estamos inmersos en la realidad productiva, pero también entendiendo el negocio. Además, involucramos a la industria textil lanera en este proceso, y el quinto y no menor, era mirar hacia adelante, el tipo de prenda o fibra que teníamos que tener para los consumidores del mañana”.
Para Montossi, toda esta investigación no tiene techo. “Cuando se ve el rodar del tiempo, se ve algo muy interesante. El tipo de consumidor de esa fibra es cada vez más sofisticado, pero está dispuesto a pagar cada vez más por esa sofistificación y quiere diferenciarse del resto de los consumidores”.
“Por ejemplo, porque ese animal que generó esa lana que finalmente fue procesada por un topista y que termina con un tejedor en Italia o cualquier lugar del mundo, tuvieron en consideración una cantidad de aspectos”. Por ejemplo, citó “el bienestar animal, la responsabilidad social, el cuidado de los recursos naturales, la no contaminación del producto por todo tipo de químicos”.
“Con esto quiero decir que tenemos una excelente base”, dijo el profesional. “Animales que producen 17 o 16 micras y menos, tienen la genética que les permite aumentar el peso de vellón y del cuerpo, aumentar la eficiencia de conversión de alimentos en producto. Y sobre todo, se están desarrollando en un sistema productivo que tiene en cuenta todas estas características”.
Montossi sostiene que “si se lo mira como una pirámide de agregado de valor, estamos con una base fundamental, que nos permite saltar desde elpunto de vista del proceso en el cual fue generado y el origen de donde esa lana se produjo, para terminar en una prenda de altísimo valor”. > Leer más