INIA presentó nuevas variedades de cítricos

Se continúa trabajando en la investigación de cítricos en el norte de nuestro país.

El Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) desarrolló en las instalaciones de la estación experimental Salto Grande, la presentación de los avances en mejoramiento genético de cítricos y nuevas variedades promisorias. El ingeniero agrónomo Fernando Rivas, director del programa de cítricos de INIA, dijo que se presentaron “nuevos híbridos que venimos desarrollando relativos a mandarinas”, en la búsqueda de un producto “de maduración temprana, pero que coloreen bien en la planta y tengan buen sabor, fácil, pelado y sin semillas”.

En la jornada se presentaron seis variedades que fueron desarrolladas por el programa de mejoramiento genético de INIA, para que los productores comenzaran a evaluarlas y analizar líneas estratégicas de plantación de mandarinas, según explicó Rivas.

Debido a que estas variedades formaban parte del programa de híbridos que desarrolla la investigación, en un total de 1.700 plantas, hasta el momento no se ha medido la productividad de estas nuevas variedades. “Hasta ahora estaban en módulos de selección y ahora pasan a módulos semicomerciales donde ya empezamos a ver características agronómicas”, explicó el profesional.

En este sentido indicó que “en la primera fase de evaluación y selección, lo que vemos es que la planta cumpla con determinadas condiciones de sabor, pelado, sin semillas” pero en el caso de la productividad “de un individuo nosotros no podemos sacar muchas conclusiones, inclusive de los años en los que hemos venido trabajando con estas variedades tampoco podemos sacar muchas conclusiones”.

De los “1.700 híbridos” que se han desarrollado en este último tiempo, los que se “van acercando a una fecha de maduración que nos interesa las evaluamos y mostramos. De lo que salga, de esas 1.700 plantas, ahora van a otros módulos con empresas donde ahí sí, empezamos a ver características agronómicas como la productividad”.

Maduración

Rivas explicó que la fecha de maduración que se está buscando en la investigación “es previo a Clemenules, diríamos dos semanas antes, pero la clave es que puedan desverdizar en la planta, y en este caso mostramos tres híbridos que cambian de color naturalmente en la planta y no hay que cosecharlas y llevarlas al desverdizado como generalmente se hace con la Clemenules”.

En otros cítricos, se presentó “un limón sin semilla y luego en naranjas estamos muy contentos con lo que hemos liberado respecto a dos variedades que hoy están ocupando una parte muy importante del segmento del tipo Valencia, y creo que van a ser dentro de unos años el 50% de la naranja Valencia”.

Sanidad

Desde el punto de vista sanitario, Fernando Rivas, dijo que las “variedades que hemos liberado están testadas por ser resistentes a alternaria, que es de muy difícil control y la resistencia genética es la principal fuente de control que tenemos hoy en día para bajar los niveles de residuos en frutas”. Respecto al HLB, explicó que “es muy difícil testar en nuestras condiciones sanitarias del país, en las estaciones experimentales o en otros lugares es muy difícil trabajar con la bacteria e infectar las plantas para ver el tema de tolerancia, porque resistencia en el género citrus no tenemos”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*